Tecnologías que no debe regalar

Como regalo o autorregalo, un gadget es una buena idea. No, si se escoge mal.

20 dic 2018 / 00:01

Muchas veces cuando se nos están acabando las ideas para sorprender a nuestros seres queridos en ocasiones especiales como Navidad, el comodín suele ser la tecnología: útil y económica (en el caso de algunos accesorios).

Sin embargo, algo puede resultar mal. Por muy fantástica idea que pueda parecer ese gadget... ¡Cuidado! Cuando su presupuesto es corto puede acabar comprando la versión más económica del equipo que necesita y esta podría acabar muy pronto en el cajón del olvido, porque simplemente ha dejado de funcionar. Así también cuando su presupuesto es alto, podría gastar mucho en un aparato que no le sacará provecho.

La tecnología inútil se cuenta por cientos, tanto como la útil, por lo tanto es mejor andar sin prisa. EXPRESO enumera cinco opciones de las que podría prescindir en esta Navidad e incluso todo el 2019: las gafas de realidad virtual, las smartphones con un día de batería, los case cargadores, los palos de selfie y los drones de juguete.

Las VR, por ejemplo, nunca despegaron. No podremos asegurar que el próximo año no alcancen la cúspide, pero las opciones que hay en el mercado, no son las mejores, menos el tipo de contenido disponible. Los palos de selfie ya fueron, ahora la mejor opción son los monopods mecánicos como los de DJI. En lo que respecta a las smartbands siguen siendo útiles, pero tres días de autonomía es lo mínimo que debe buscar para justificar la inversión.

Case con batería

Los protectores de teléfonos con batería incluida son muy caros y están ‘out’. Resulta más barato y cómodo comprar una power bank compatible con cualquier equipo.

Palos de selfie o lentes intercambiables

Olvide los palos de selfies y los lentes intercambiables para smartphones, estos accesorios son regalos muy del 2015. Además se puede encontrar con varias incompatibilidades. Muchos móviles no tienen ya conector para auriculares, de manera que no podrá conectar el aparato a su teléfono (muchos utilizan esta conexión). Incluso algunos ya incluyen lentes con gran angular en la cámara frontal que le permiten tomar imágenes de grupo sin tener que usar ningún palo. Lo mismo ocurre con las lentes, esas para ampliar las posibilidades de su smartphone: ojos de pez, macro... Hay que tener en cuenta un detalle fundamental: con la llegada de las cámaras dobles, la mayoría de esos accesorios quedan inservibles.

Tecnologías que no debe regalar

Gafas de realidad virtual

Con unas HTC Vive o unas Oculus Rift necesitará un portátil o un ordenador bastante potente. Además, no tiene tanto contenido gratis como para sacarle provecho y estará pasando la tarjeta cada dos por tres para tener contenido fresco. Con modelos más asequibles, como las Samsung Gear VR, pasa algo parecido. Su contenido gratuito no proporciona una experiencia muy adictiva y el de pago tampoco. Aquí, además, hay que tener en cuenta las compatibilidades de cada modelo. Por supuesto, olvídese de las gafas baratas. La experiencia será una decepción. Comprar las de cartón de Google o esas que dejan el móvil al aire, es directamente tirar el dinero.

Smartbands con poca batería

¿Qué mejor que una pulsera de esas inteligentes que ayuden a cumplir los propósitos de año nuevo como hacer más ejercicios? El problema es que muchas veces escogemos dispositivos que se deben cargar todos los días y que no les sacamos todo el provecho, porque simplemente terminan en el fondo del cajón del olvido. Si está pensando en regalar o comprar para usted uno de estos dispositivos y no quiere que sea una inversión en vano, tiene opciones como Fitbit, una de las marcas más económicas y con autonomía de hasta 5 días.

Drones de juguete

No es un buen regalo ni para grandes, ni para chicos. Estos aparatos que se encuentran por 20 o 30 dólares y que vuelan con diminutos controles o desde el teléfono inteligente, suelen tener motores de baja calidad con una vida útil de no más de 15 horas de vuelo. Ocurre algo similar con las baterías, son muy cortas y tendrán poca vida útil. Además los materiales de fabricación no están preparados para volar en condiciones de mucho viento o para resistir a golpes. Lo mejor es que se decida por un modelo más caro que le sirva para trabajar o para entretenerse más de 5 minutos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA