Tecnología contra la tecnología

Las mismas marcas tecnológicas crean herramientas que ayudan a frenar la adicción a los dispositivos electrónicos.

16 nov 2018 / 11:49

“Necesitamos entender el tiempo empleado en todas las pantallas para evaluar de forma más crítica nuestros hábitos... Nos preocupamos por la salud digital y física de nuestros usuarios”, fue uno de los mensajes que dejó Tony Fadell, cocreador del iPhone y del iPod, tras la noticia de que la última actualización del sistema operativo de Apple (iOS 12) incorpora herramientas que ayudan a evaluar el tiempo que interactuamos con la tecnología.

No son los únicos. Android tiene un modo de visualización en escala de grises, que promete frenar la adicción al teléfono. Cambiar la pantalla ‘full color’ por una tonalidad gris, según los expertos, ayuda a desvincularnos del equipo porque simplemente nos resulta menos atractivo. También está Hold, una app que regala puntos canjeables por los minutos que logremos pasar sin tocar el móvil.

Y es que cada vez son más las personas que reclaman un poco de pausa en la sociedad de la hiperconexión, aunque en pleno advenimiento del 5G y la cercanía con el 2020 (año en el que nos han prometido una siguiente revolución tecnológica), resulte ilógico. Por eso no sorprende la ola de gestos como el detox digital y la idea de declarar por lo menos un día libre de pantallas, o los restaurantes que invitan a dejar el teléfono en una caja.

Lo que sí sorprende es que sean los mismos gigantes de la tecnología los que hayan notado esta exigencia de cambio y estén trabajando para incorporarla a su catálogo.

Es así como entramos en una nueva era. Una era como la de Terminator, en la que las herramientas digitales luchan contra otras herramientas digitales. La diferencia es el propósito: no evitar su avance o su uso, sino ayudar a regularlo.

Prohibir los teléfonos, el internet, los televisores, las consolas de videojuegos, las redes sociales... no es la idea. Sería tan absurdo como ilegalizar las papas fritas o el chocolate para combatir la obesidad.

Entonces, tal como las dietas, cómo podríamos comer bien si no sabemos lo que estábamos comiendo. Es necesario un detox digital equilibrado y razonable, y se requieren pautas que nos ayuden a lograrlo, esta es la misión para los fabricantes. Apple lo sabe.

Un freno para los compradores en línea

Icebox es una extensión del navegador Google Chrome que ayuda a frenar las operaciones impulsivas en 500 webs de comercio electrónico. Su funcionamiento es sencillo: el botón de Comprar es sustituido por otro de Congelar, que enfría (impide comprarlo) el artículo durante 30 días. Tiempo en teoría suficiente para que el cliente se plantee hasta qué punto le interesa completar dicha adquisición.

El sistema operativo consciente

iOS 12, la última actualización completa del sistema operativo de Apple, confirma la búsqueda de bienestar. Incorpora varias herramientas que ayudan a los usuarios a “entender y controlar mejor” el tiempo que pasan interactuando con sus dispositivos. Una de esas herramientas genera detallados informes de actividad diarios y semanales en los que consta el tiempo total invertido en cada app, notificaciones recibidas y la frecuencia con la que se enciende el iPhone o el iPad.

El adiós a las notificaciones

Freewrite tiene apariencia de ordenador portátil y, sin embargo, es una máquina de escribir con wi-fi y acceso a la Nube que no recibe recordatorios de cumpleaños, ni alertas de noticias, ni actualizaciones de estado.

Hay un color para evitar el teléfono

Los colores tienen un impacto en nuestras emociones, guían el ojo y en algunos casos acaban determinando nuestras acciones. Un teléfono en escala de grises hace que el vínculo entre la persona y su dispositivo se vuelva más débil, pues reduce las ganas de revisarlo con tanta frecuencia.

Un día con menos distracciones

Hold es una app para iOS y Android que se dirigía a estudiantes tentados de echar un vistazo a Instagram o Twitter en mitad de clase; ahora ya apunta a empleados y conductores. ¿Cómo? No cortando el acceso a internet, sino ofreciendo un sistema de recompensas: 20 minutos sin tocar el móvil o la ‘tableta’ se convierten en 10 puntos canjeables por productos y servicios que están asociados con la app, como descuentos en Amazon.

¿Cómo aplicarlo?

Para cambiar la escala de colores de un móvil Android busque la opción en el menú de Accesibilidad. Los pasos hasta llegar a la pestaña pueden variar en función del modelo. En iOS, vaya a Configuración, después General y Accesibilidad. Una vez aquí haga clic en Facilidades de visualización, entre en Filtros de color y escoja la opción “Escala de grises”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA