Los chinos viven sin Google... ¿Occidente lo lograría?

China lleva nueve años sin saber nada del gigante de Silincon Valley. Tienen sus propias apps, su propio Whatsapp y viven felices. Sin embargo, para esta parte del mundo el panorama no pinta igual.

21 may 2019 / 21:03

Los chinos no usan Google y no lo necesitan. Luego de una polémica que duró varios meses, en 2010 Google cesó la mayoría de sus operaciones en China continental a raíz de los ataques cibernéticos contra Gmail y de los desacuerdos con el Gobierno sobre el control a los resultados de búsqueda.

Nueve años después ya casi nadie en China recuerda lo que era Google y para buscar información (censurada) en Internet utilizan Baidu, el segundo buscador más usado del mundo. Hay que recordar que, con más de 772 millones de usuarios de Internet (datos de 2017), China es el país del mundo con más internautas (casi el triple que en EEUU, que cuenta con 287 millones).

¿Cómo afectaría así a los usuarios chinos el hecho de que Google suspendiera los negocios con Huawei? En nada, pues podrían seguir utilizando todas las aplicaciones con las que sobreviven y disfrutan de la vida.

Para los mapas, la música, los vídeos, los buscadores... siempre hay una compañía que hace lo mismo en China.

Y, por encima de todas las apps, está WeChat, que en China importa más que cualquier sistema operativo. Es conocido por el equivalente de Whatsapp, pero cuenta con cada vez más funciones necesarias para la vida diaria: red social, herramienta de pago, intermediaria de servicios.

Pero qué pasa en occidente... EXPRESO conversó con Arturo Goga, peruano, experto en tecnología y fundador de www.arturogoga.com y esto fue lo que nos dijo: “Un teléfono sin Google es algo muy difícil de conseguir o utilizar”, y seguro es lo que usted está pensando en este momento...

Tomaría muchos años convencer a los usuarios de usar otras apps que presten los mismo servicios del gigante de Silicon Valley.

¿Y cómo pinta un nuevo sistema operativo en el escenario de las apps tradicionales?

“Es complicado. Los desarrolladores no quieren hacer apps para plataformas nuevas porque no hay suficientes usuarios. Y las plataformas nuevas no pueden crecer, porque no hay apps. Un círculo vicioso que atrapó a Microsoft y lo obligó a abandonar Windows Phone, y que también se cobró como víctimas a Blackberry, Nokia y otros”, explica Goga.

Sin embargo, cree que Huawei estaría en una mejor posición que los mencionados difuntos, pues es el segundo fabricante de smartphones más grande del mundo. “De hecho, EMUI necesitaría ligeros cambios nada más, y Huawei ya tiene su App Store propia, llamada App Gallery. El problema es que los usuarios de móviles no son muy fieles a las marcas; sobre todo en Android, donde hay tantas opciones similares por elegir. Por lo tanto, de verse privado Huawei de Google, yo creo que la gran mayoría migraría a otras marcas”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA