Las mujeres de la ciencia

Nature seleccionó a los científicos que destacaron este año. Cinco son mujeres. Sus aportes marcaron grandes hitos en 2018 y un camino hacia el nuevo año.

23 dic 2018 / 00:01

Todos los años la reconocida revista científica Nature hace una selección especial de los 10 científicos de todo el mundo que se destacaron el último año por sus grandes logros o descubrimientos, útiles como aporte al conocimiento de la humanidad.

El nombre de dicha lista es sencillo, Nature’s 10, y presenta a todos estos científicos como “las diez personas que importaron este año”. Este 2018 han sido escogidos cinco hombres y cinco mujeres. Hoy hablaremos de ellas.

Una destaca por ser la defensora de las mujeres olvidadas en el ámbito de la ciencia, otra por encontrar criminales con su ADN, también hay una guerrera del medio ambiente, una investigadora del cambio climático y una historiadora del origen de la humanidad.

Jess Wade, defensora de las olvidadas

Esta joven británica y física del Imperial College de Londres comenzó a añadir una científica al día a Wikipedia al descubrir que el 90 % de los editores de la página eran hombres y solo alrededor del 18 % de los perfiles biográficos de esa web eran de mujeres. En cuanto se hizo viral su trabajo en julio a través de Twitter, Wade fue reconocida por su esfuerzo en la lucha contra la discriminación en la ciencia. A día de hoy, ha conseguido redactar unos 400 perfiles y colaborar con organizaciones para establecer un sistema en Wikipedia que tenga en cuenta la inclusión. Además, se ha implicado en otras actuaciones para denunciar la brecha de género, como su ponencia en la Conferencia sobre Género del CERN, que tuvo lugar en septiembre.

Barbara Rae-Venter, la detective del ADN

Este año el trabajo de la estadounidense Barbara Rae-Venter no solo condujo al arresto del asesino del Golden State, sino que también demostró un nuevo método poderoso, aunque controvertido, a través de la genealogía genética para identificar a los criminales. “Entró por una puerta que otros no se atrevían a cruzar”, señala CeCe Moore, líder de la unidad de genealogía forense de Parabon Nanolabs (EE. UU.). Rae-Venter, bioquímica jubilada, recreó un mapa familiar para encontrar el nombre de este asesino con la ayuda de los bancos de datos públicos y el ADN del sospechoso. La comunidad científica estaba consciente de que era posible identificar a las personas de esta manera. Sin embargo, aún continúa el debate sobre si este método constituye una invasión de la privacidad o no.

Bee Yin Yeo, la guerrera medioambiental

La ministra de Energía, Ciencia, Tecnología, Medioambiente y Cambio Climático de Malasia aparece como otra de las caras en esta selección de Nature. Desde que se incorporó al gabinete en julio, Bee Yin Yeo ha dado “pasos de gigante en la gestión medioambiental y la investigación en Malasia”, dice Nature. Esta ingeniera química por la Universidad de Cambridge (Reino Unido) busca reformar el mercado de la electricidad de su país, mejorar la eficiencia energética y aumentar las fuentes renovables del 2 % al 20 % en la generación de energía total para 2030. Además, en octubre estableció una hoja de ruta y un marco legal de 12 años para eliminar el plástico de un solo uso, iniciando una tendencia global por instaurar prohibiciones similares.

Valérie Masson-Delmotte, velando por el planeta

En octubre el informe del Panel de Cambio Climático anunció alarmantes noticias sobre el futuro que le depara a nuestro planeta. El informe deja claro que limitar el calentamiento global a 1,5 ºC es una necesidad de primer orden mundial. Según los resultados, aun manteniendo el aumento a 1,5 ºC, desaparecerán más del 6 % de la superficie terrestre de los ecosistemas y entre el 70 % y 90 % de los arrecifes de coral.

Valérie Masson-Delmotte, copresidenta del grupo de trabajo de evaluación de las ciencias físicas del cambio climático, aparece este año en el especial de Nature por su papel clave en la publicación de este informe. La climatóloga consiguió reunir a los autores, coordinar el trabajo y obtener la aprobación del informe por los gobiernos, en un tiempo récord.

Viviane Slon, historiadora de la humanidad

Viviane Slon es uno de los rostros destacados este año por secuenciar el ADN de un pequeño hueso que resultó ser la primera prueba de un mestizaje entre dos especies de homínidos (familia de primates) actualmente extintos. Al principio, la paleontóloga no entendía cómo era posible que en sus resultados la mitad del genoma figurara como neandertal y la otra mitad como denisovano (subespecie de Homo).

Es más, hasta que no comprobó varias veces los datos, Slon no los comentó con su equipo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Alemania), pensando que se trataba de un error. El equipo publicó finalmente sus conclusiones en agosto, anunciando que el hueso pertenecía a una adolescente descendiente de una madre neandertal y un padre denisovano que vivieron hace más de 90.000 años. La primera prueba directa de una descendencia entre estas dos especies.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA