La humanidad juega a la ruleta rusa

El Boletín de Científicos Atómicos advierte que quedan dos minutos para el fin del mundo. Los expertos incluyen la biotecnología y la ingeniería mecánica, cada vez más accesibles, entre las amenazas.

27 ene 2019 / 00:01

La humanidad está en peligro. Ni en los momentos más alarmantes de la Guerra Fría el mundo estuvo más cerca del abismo. Es lo que asegura el Boletín de Científicos Atómicos, un grupo de expertos creado para avisar a la humanidad del riesgo de autoexterminarse.

Para ello crearon un reloj simbólico, el Reloj del Apocalipsis, que muestra los minutos que nos quedan hasta la medianoche, es decir, el fin del mundo. El año pasado colocaron las manecillas a las 23:58, por lo que estábamos a dos minutos del fin. Y nada ha mejorado desde entonces, al contrario, se mantiene exactamente igual.

Jamás en sus 72 años de historia el minutero estuvo más próximo a la medianoche: en 1953, en plenas pruebas de armamento termonuclear soviéticas y estadounidenses, también estaba a dos minutos. Si el 99,9 % de todas las especies que han existido en la Tierra se han extinguido, parece lógico pensar que ese sea el futuro inevitable de la humanidad. Porque como dijo Carl Sagan: “La regla es la extinción. La supervivencia es la excepción”.

Calentamiento, inestabilidad política, riesgo de guerra nuclear, desinformación... La humanidad está viviendo una “tormenta perfecta”, como indicó Rachel Bronson, presidenta del Boletín, quien recordó que desde 2007 se incluyó el cambio climático como un riesgo grave para la humanidad que demandaba una respuesta “urgente e inmediata”. “Parece que estamos normalizando un mundo muy peligroso”, añadió Bronson. “Estamos jugando a la ruleta rusa con la humanidad”, aseguró Jerry Brown, exgobernador de California y director ejecutivo del Boletín.

En el diagnóstico del grupo, del que forman parte 15 premios Nobel, comienza hablándose de dos amenazas principales, el cambio global y las armas atómicas: “Se vieron agravadas el año pasado por el uso creciente de la guerra de información para socavar la democracia en todo el mundo, ampliando el riesgo de estas y otras amenazas y poniendo el futuro de la civilización en un peligro extraordinario”.

Estos miedos eran inimaginables hasta mediados del siglo XX, cuando las grandes superpotencias empezaron a jugar con fuego. Fue entonces cuando se creó el Boletín de Científicos Atómicos para avisar a la humanidad del riesgo de autoexterminarse. En los plácidos años de la década de 1990 llegó a estar a 17 minutos de las 00:00, pero desde 2011 no ha dejado de aproximarse a la medianoche. Las 23:55 en 2014, las 23:57 en 2015, las 23:57 y 30 segundos en 2017... Hasta 1947, cuando se creó este organismo, la humanidad no tenía forma de autodestruirse por completo.

Son bastantes los factores que podrían desencadenar la destrucción de la civilización humana. Históricamente se ha temido, fabulado y fantaseado en innumerables con el fin del mundo, o de la humanidad. Pero ¿cómo son los riesgos que acechan ahora? Se pueden ordenar de muchas formas: naturales y de origen humano, involuntarios y deliberados, que provoquen la extinción completa de la humanidad o que nos devuelvan a las cavernas.

En estos momentos, son cuatro los principales peligros que nos amenazan: una catástrofe nuclear, el cambio climático, la biotecnología y la inteligencia artificial.

Para muchos especialistas, la inteligencia artificial supone un riesgo importante, por si terminara desarrollándose más allá de los intereses humanos. Y no solo sometiéndonos: incluso queriendo servir a nuestros propósitos podría ser terrible. Otros incluyen la biotecnología y la ingeniería genética, cada vez más accesibles, entre las futuras amenazas.

A pesar de la inminencia de estos riesgos, los especialistas avisan de que no debemos menospreciar los peligros naturales y de nuestro entorno. Ni siquiera los que todavía desconocemos de la naturaleza, como los temibles supervolcanes, una amenaza prácticamente desconocida hasta hace tres décadas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA