FaceApp revive de entre los muertos y pone en peligro sus datos

La app es viral por el realismo con el que modifica su aspecto físico para hacerlo más viejo. ¿Qué hay a cambio? ¡Datos!

15 jul 2019 / 18:22

Primero le llegó la viralidad a Snapchat con las máscaras de hombre, mujer y bebé. Ahora a FaceApp, la app rusa que tuvo su pico en 2017, pero que volvió a la carga este fin de semana con el filtro para envejecer.

A las 17:50, de este 15 de julio, #FaceApp es tendecia en Ecuador. Todos la están usando para ver la vejez que les espera. Ni las estrellas de TV o del fútbol se han escapado de las cuentas de los usuarios más creativos. Messi es uno de los que más ejemplos tiene.

¿El problema? Claramente no pensó que había alguno. ¡Los datos! Debe saber que desde su existencia se ha cuestionado la manera en que FaceApp usa y comparte sus datos con terceros.

La política de privacidad (solo en inglés) de la aplicación deja muchísimo que desear, es más no ha sido actualizada desde 2017. Envía a sus servidores las fotos y vídeos generados por el usuario, recolecta información de su comportamiento, las cookies o la ID de su dispositivo, los guarda y procesa en Estados Unidos y en otras regiones... pero es posible que pueda transferir la información a otro país, como Rusia. ¡Sorpresa! La app es rusa.

FaceApp reserva un apartado para explicar que “no alquilaremos ni venderemos su información a terceros fuera de FaceApp sin su consentimiento”, pero a la vez se guarda detalles como “podemos compartir tu información sin un consentimiento explícito con organizaciones de terceros que nos ayudan a proporcionarle el servicio”.

¿Y los datos biométricos? Técnicamente FaceApp no está usando la información biométrica de su rostro nada más que para divertirlo un rato. ¿Y si no? Siendo apocalípticos, esos datos pueden usarse para identificarlo, para hacerle un deepfake y quizá para acceder a su cuenta de banco.

Crear algoritmos complejos para convertir su aspecto físico no es fácil ni barato... entonces es obvio que la rentabilidad hay que sacarla de otro lado. Así que piénselo dos veces antes de regalar sus ‘selfies’.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA