eSports, una nueva forma de ganarse la vida

El crecimiento de esta industria es imparable. Ecuador se acerca a la tendencia con el primer lugar en Pokémon.

30 ago 2018 / 16:15

Los deportes electrónicos o eSports existen desde hace muchos años, pero es ahora cuando están viviendo su mejor época en términos de notoriedad, inversión y seguidores.

Hoy en día, los jugadores profesionales compiten en estos campeonatos de videojuegos (con vertientes online y presencial) por prestigio a nivel mundial y premios millonarios.

Entonces, si su atención se centró en la parte de los premios... sepa que estos eventos superan, en algunos casos, a las ligas tradicionales por la cantidad de espectadores en vivo que reúnen y la cantidad de dinero que son capaces de generar.

DotA 2, por ejemplo, el juego multijugador de estrategia publicado por Valve, en el que dos equipos de cinco jugadores tienen el objetivo de destruir las estructuras rivales, entregó $ 20 millones en premios a sus mejores jugadores durante las últimas finales. Y, Saahil Arora, su jugador estrella ha reunido casi tres millones de dólares en tres años de competencias.

Lo que en un principio eran torneos minoritarios o locales, en los últimos tiempos se ha convertido en un fenómeno en el que no solo los jugadores profesionales están implicados, sino también los millones de fans de los videojuegos.

En el caso de la final de League of Legends de este año, 75 millones de espectadores estuvieron frente a las pantallas (tres veces más que las finales de la NBA) para contemplar las hazañas en directo desde Asia.

Los seguidores de eSports en el mundo son alrededor de 300 millones de personas actualmente, de los cuales por lo menos el 35 % son mujeres.

Y si usted es de los que cree que la palabra deporte le queda grande para esta categoría de videojuegos, a los expertos no. Gobiernos como el estadounidense o el alemán reconocen a los jugadores profesionales de videojuegos como atletas y el Comité Olímpico Coreano ha concedido el rango de deporte olímpico a los eSports.

La concepción de que es necesario un esfuerzo físico para que algo sea considerado deporte es un malentendido común. Un ejemplo claro lo tenemos en el ajedrez o el póker, en los cuales el factor mental es lo que marca la diferencia.

Aún así los competidores de eSports tienen tras ellos una compleja infraestructura formada por entrenadores, analistas e incluso psicólogos deportivos. No solo deben prepararse mentalmente, mantener el cuerpo en forma también es crucial para alcanzar un rendimiento óptimo en las partidas.

Es posible que resulte difícil comprender así de primeras cómo los eSports inspiran y forman una parte fundamental de la vida de millones de personas, pero el crecimiento de esta industria es imparable.

La tensión, la concentración extrema, las estrategias inimaginables, los reflejos inhumanos... todo esto hace de los deportes electrónicos uno de los espectáculos más emocionantes y por qué no, una nueva forma de ganarse la vida.

Ecuador conquista Pokémon

El pasado fin de semana los mejores entrenadores del mundo se vieron las caras en el Campeonato Mundial Pokémon 2018 VGC (Video Game Championship) celebrado en Nashville. Entre ellos, Paul Ruiz (28), un joven guayaquileño, ingeniero en sonido que ejerce su profesión en un canal de TV y que el año pasado obtuvo el tercer lugar entre los mejores del mundo en la categoría máster. Ahora obtuvo el primer lugar en la misma liga: $ 10.000 (7.000 por temas de impuestos), un trofeo, mercancías de la franquicia y el honor de convertirse en el primer jugador latinoamericano de la historia en conseguir el título de campeón mundial en este eSports que demanda su hueco en el ecosistema de las competiciones profesionales.

Las características de un eSport

-El juego debe permitir el enfrentamiento entre dos o más jugadores y estos deben competir en igualdad de condiciones.

-Los gamers no pueden pagar por conseguir más experiencia, solo entra en juego la habilidad.

-Deben existir ligas y competiciones oficiales regladas con sponsors que den eco del evento y cuenten con equipos profesionalizados.

-Alcanzar una cifra significativa de aficionados que jueguen o sigan las competiciones.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA