Ciudades en caos, el resultado de carros hackeados

Expertos advierten que los autos robotizados conectados a Internet, podrían ser blanco de hackers o terroristas.

04 ago 2019 / 00:01

Los autos nuevos que están siendo desarrollados son vulnerables a hackers que con ciberataques podrían generar accidentes mortales. Esta afirmación se sustenta en dos estudios.

El primero es uno realizado por Consumer Watchdog, el cual sostiene que “el problema es que los sistemas críticos para la seguridad de estos vehículos se están conectando a la red sin la seguridad adecuada y sin forma de desconectarlos en caso de un ataque informático”.

Agrega además que los ejecutivos de la industria eran conscientes del riesgo, pero no obstante estaban avanzando en el despliegue de la tecnología en vehículos nuevos, colocando las ganancias corporativas por encima de la seguridad.

El informe se basó en un estudio de cinco meses con la ayuda de más de 20 denunciantes del sector. Un grupo de tecnólogos y expertos de la industria automotriz especuló que un ataque masivo a toda una flota, en la hora pico, podría dejar unos 3.000 muertos.

“Se puede controlar todo tipo de aspectos de su automóvil desde su teléfono inteligente, incluido arrancar el motor, encender el aire acondicionado, verificar su ubicación”, relata.

El segundo informe llega por parte de un equipo de físicos del Instituto de Tecnología de Georgia y la compañía Multiscale Systems. Ellos han realizado una simulación para comprobar cuáles serían los efectos de un posible ataque de este tipo y qué cantidad de vehículos se necesitarían para provocar un caos en nuestras ciudades, pues los hackers no solo podrían destruir un automóvil, sino también bloquear grandes urbes al detener un porcentaje limitado de ejemplares, incluso atropellar a peatones.

El equipo a cargo del estudio decidió centrarse en el tráfico de Manhattan, Nueva York (Estados Unidos), y de inmediato se dieron cuenta de que no se necesitaría una gran cantidad de vehículos para causar estragos. Una de las cosas que más preocupa a los expertos es la cantidad de datos violados en todo el mundo en estos últimos cuatro años, algo que no han podido evitar las ciberdefensas estrictas de hoy en día.

La investigación revela que detener apenas el 20 % de los automóviles durante la hora punta, implicaría la congelación total del tráfico. Con este porcentaje, la ciudad se dividiría en pequeñas islas donde es posible desplazarse apenas unos metros, pero nadie podría moverse en toda la urbe.

Además, cabe recordar que no todos los vehículos en la carretera tendrían que estar conectados, ya que, si el 40 % de los ejemplares presentes en la vía son autónomos, valdría con piratear la mitad.

¿Cómo evitar los daños? La conclusión de los expertos es que todos los vehículos conectados deberían estar equipados con un interruptor de desconexión y que todos los diseños nuevos tendrían que aislar por completo los sistemas críticos de seguridad de los sistemas de información y entretenimiento conectados a Internet y otras redes. También dividir la red digital para que sea imposible acceder a demasiados ejemplares al mismo tiempo para reducir el riesgo de que bloqueen el tráfico juntos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA