Una niña que lleva cuatro años en el limbo

Dos madres pelean por registrar a su hija con sus apellidos

Quito /
30 mar 2016 / 00:00

Tiene cuatro años, pero no es reconocida como ciudadana ecuatoriana. Satya nació en Malchingui, Pichincha, en 2011. El Registro Civil no permite su inscripción con los apellidos de sus madres.

¿El motivo? Precisamente ese: tener dos madres. El caso llegó por una acción extraordinaria de protección a la Corte Constitucional. Ayer, durante casi tres horas, se cumplió la audiencia pública ante la jueza Tatiana Ordeñana.

La ‘batalla’ de Helen Louise Bicknell y Nicola Susan Rothon, británicas las dos, empezó cuando el Registro Civil negó la inscripción de su hija con el argumento de que en Ecuador no existe la duplicidad de filiación materna.

Nicola y Helen son pareja hace 14 años. Gran Bretaña reconoció su unión civil, en Ecuador registraron su unión de hecho. Ellas decidieron tener un hijo con reproducción asistida. Satya nació y empezó su peregrinaje legal.

El 27 de diciembre de 2011 recibieron la negativa del Registro Civil. Con el patrocinio de la Defensoría del Pueblo interpusieron en la justicia una acción de protección que, también, fue negada. Apelaron ante la Corte Provincial de Pichincha: en agosto de 2012, esta instancia se pronunció en favor de la institución pública.

Así, el caso llegó a la Corte Constitucional. Fue admitido a trámite en agosto de 2014. Y ayer la jueza escuchó a las partes.

Bicknell y Rothon llegaron con sus abogados. De su lado también estuvieron los delegados de la Defensoría y otras agrupaciones de la sociedad civil. La pequeña Satya también estuvo en las afueras de la Corte.

Allí también protestó una decena de activistas pro vida. “Yo lucho por la familia”, decía uno de sus carteles. Ellos defienden la familia tradicional.

José Luis Guerra, abogado de las madres, dijo que la niña está en indefensión y se han afectado sus derechos. Según él, no existe normativa legal o constitucional que impida la inscripción de Satya como quieren sus madres.

Se está afectando los derechos de la familia, advirtió, poniendo en riesgo a la menor. “El derecho de Satya debe prevalecer sobre toda norma”, dijo.

El defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira, sumó una advertencia: se está violentando, dijo, el derecho primordial de la menor a tener una identificación, un hogar y una familia.

Y recordó que Ecuador es signatario de los convenios de Derechos Humanos. La Corte Interamericana, dijo, ha fallado en casos similares en favor de los niños o niñas. “Es hora de que en Ecuador demos un paso histórico en estos temas”, finalizó.

La exasambleísta constituyente, María Paula Romo, destacó que la Constitución garantiza los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Y Cristina Franco, de la Red a favor de la Niñez, de la Mujer y la Familia, pidió que la Corte dicte sentencia para que Satya sea inscrita.

La posición del Registro Civil fue defendida por la delegada de la Procuraduría, Carola Samaniego. Según dijo, en todo el proceso no se ha demostrado que se hayan violentado derechos. “No han dicho, cómo, cuándo o dónde se han vulnerado los derechos constitucionales de la niña. Lo que se pretende es confundir”, dijo. Ella pidió que se niegue la acción de protección.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA