Lo mataron por impedir el saqueo a una tienda

Un día antes se había enfrentado a sujetos que intentaron robar el negocio de un vecino. Laboraba como guardia de seguridad.

10 oct 2019 / 00:00

La acción de Michael Antonio Alvarado Arias fue de valientes: no permitió que vándalos saquearan el negocio de un vecino. Sin embargo, nunca imaginó que este hecho le iba a pasar factura. Un día después lo mataron.

El crimen del guayaquileño, de 33 años, ocurrió la noche del martes, en la cooperativa Cristal, en el Guasmo sur del Puerto Principal.

La tarde del lunes, Alvarado se enfrentó con un grupo de personas que llegó a la tienda de víveres de un morador para asaltar, aprovechándose de los desmanes que ocurren en el país en medio de las protestas por las medidas económicas adoptadas por el Gobierno.

“Al parecer, el vecino los encaró y les dijo que no roben en el sector. Les hizo frente y las personas que tenían la intención de saquear el negocio se fueron huyendo, pero antes lo amenazaron”, contó un morador, quien evitó dar su nombre por temor a represalias.

El testigo dijo que los vándalos juraron vengarse, porque por la intervención de Alvarado no habían logrado robar.

Otra vecina indicó que en el momento de los hechos Alvarado estaba con un amigo comiendo pescado frito en un local, a dos cuadras de su casa. De repente dos hombres llegaron a bordo de una motocicleta y le corrieron ‘plomo’.

En la balacera no solo resultó afectado Michael. Dos vecinos también fueron alcanzados por los proyectiles. Una de las víctimas es el pastor de una iglesia evangélica, Arsenio Víctor Bayas Chévez, de 79 años, quien recibió un impacto en el pie izquierdo. “El proyectil entró y salió. Gracias a Dios no fue en un órgano importante del cuerpo”, manifestó un familiar del afectado.

El otro herido es el hombre con quien Alvarado se encontraba comiendo, David Manuel Castillo, de 30 años. Recibió un tiro en el hombro izquierdo. Su estado de salud es estable.

El dueño del comercio que iba a ser asaltado confirmó la versión de los moradores.

Una fuente policial contó a este medio que, al parecer, a los delincuentes no les gustó el reclamo que le hizo la víctima y regresaron para vengarse por su intromisión.

El capitán Santiago Guzmán, de Criminalística, indicó que en el sitio se hallaron 17 indicios balísticos, y que cuando la policía llegó las tres víctimas habían sido trasladadas a una casa de salud, en donde una de ellas dejó de existir por los disparos recibidos.

Otro baleado en el sur

El cadáver de un hombre alborotó a los habitantes de las calles Leonidas Plaza y la A, en el sur de Guayaquil. Un disparo en la espalda acabó con la vida de la víctima, el martes en la noche. El occiso, que no fue identificado, tenía 23 años y no registraba antecedentes penales, informó la policía. Se encontraba acompañado de otro sujeto cuando recibió el disparo, según información preliminar.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA