El grito desesperado de Solca en Quito

Los representantes de Solca y el IESS se reunirán el lunes en busca de un acuerdo. Un arreglo debe ser hasta fin de año.

Quito /
15 dic 2018 / 00:01

“El IESS me envió acá (Solca) porque no presta el servicio y en caso de que me toque regresar debería empezar de cero. Solca me ha brindado una atención muy buena, y sobre todo me han dado esperanza de vida. Es inconcebible que el IESS no tenga recursos para honrar sus convenios, más aún si los recursos son de los afiliados”, se lamenta a EXPRESO Iván Guzmán, quien lleva dos años y medio atendiéndose en Solca de un cáncer de próstata.

Metros más allá, en una de las salas de espera encontramos a Hilda Ipaz, de 64 años de edad, quien salía de ser hospitalizada tras recibir una sesión de quimioterapia por su cáncer de colon. Ella mostró su indignación ante la noticia de que no podrá seguir con su tratamiento en Solca. Aseguró a este medio que la atención que ha recibido es “mejor” que la que se da en el Hospital del Seguro. “Sería complicadísimo que mi mamá vaya al Seguro porque la historia clínica esta acá, y si no le atienden rápido no tenemos plata para hacerle atender aparte”, señaló su hija Martha.

Los efectos del no pago del IESS a Solca ya se hicieron sentir. Yolanda Andrade, jubilada del IESS, de 61 años, quien se recupera de un cáncer de tiroides, indicó que llegó a Solca para reagendar su cita médica para que le atiendan más rápido, pero no pudo hacerlo. “Me dijeron que mientras el IESS no pague y se ponga al día, no me pueden reagendar citas”, contó.

A sus ojos, es inaceptable que el Seguro Social no pague lo que debe, si cada mes a los afiliados les descuentan la aportación. “Yo no quiero regresar al Seguro, porque en mi caso no me atendieron bien, incluso tuve complicaciones por la falta de atención. Yo quiero seguir siendo atendida en Solca, no quiero que me quiten esta atención”, manifestó.

Criterio que es compartido por Víctor Concha, de 24 años de edad, quien tiene cáncer de pulmón. Él al momento recibe sesiones de quimioterapia luego de haber sido operado. “Me han dado una esperanza de vida, me siento mucho mejor y la atención es buena. Quiero seguir en Solca”, aseveró.

El grito desesperado de Solca en Quito
Hilda Ipaz afirma que es bien tratada en Solca y que quiere seguir siendo atendida en esta casa de salud. Ayer esperaba que su hija Martha retire las medicinas. (Henry Lapo / Expreso)

Entre tanto, las autoridades de Solca buscan lograr un acuerdo con el Seguro Social para evitar dejar de atender a los afiliados y jubilados que han sido derivados hasta esa casa de salud. Jorge Cevallos, presidente de Solca - Quito, reconoció que ha mantenido conversaciones con el presidente del Directorio del IESS, Paúl Granda.

Indicó que estos acercamientos han determinado que el lunes se reúnan para buscar mecanismos de solución. Aseguró que la entidad a la que representa no está cerrada a ninguna propuesta de solución. Sin embargo, insistió en que se hace necesario que cualquiera que sea el acuerdo, este sea concreto y sin dilataciones.

Reiteró que ellos plantean que se haga el pago de los 50 millones de dólares de deuda, mora que se viene arrastrando desde el 2011. Afirmó que desde 2011 a octubre de 2018 Solca ha facturado 180 millones de dólares, de los cuales se han pagado 130 millones. “Necesitamos esos recursos para mejorar la infraestructura para la atención a los pacientes”, dijo.

Además, reveló que a Solca no solo le adeuda el IESS, sino también el Ministerio de Salud y los seguros de las Fuerzas Armadas (Issfa) y de la Policía (Ispol). Cevallos no quiso adelantar cuál

es el valor total de la deuda, pero dijo que en el caso del Ministerio y del Issfa e Ispol, hay acuerdos para la cancelación de la deuda, porque los montos son inferiores a los de la Seguridad Social.

León Becerra

Termina el plazo para el primer pago

Hasta ayer en la tarde, en el hospital León Becerra no se recibía información sobre los 5 millones de dólares que el Gobierno se comprometió a pagar. El plazo para entregar esa parte de la deuda termina hoy.

En una entrevista de noviembre pasado, Ricardo Koenig, presidente de la Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia, que regenta el hospital, dijo que el presidente Lenín Moreno le aseguró que entregaría ese monto en 20 días y que los otros 5 millones se cancelarían en dos o tres meses.

La falta de fondos tiene a este hospital emblemático de Guayaquil en riesgo de cerrar, con cuatro meses de retraso en el pago de sueldos y con un año impago a los proveedores.

El 26 de noviembre el presidente Moreno escribió en su cuenta de Twitter: “He revisado la situación del hospital León Becerra de Guayaquil y dispuse a la ministra de @Salud_Ec que se asigne de inmediato un importante abono a la deuda a esta casa de atención”. Están a la espera. CFR

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA