Vallejo, preocupado porque se filtraron documentos secretos

Conforme avanza el caso ‘Sobornos 2012-2016’ aparecen más revelaciones. Y empiezan los desmentidos. Duarte niega haber chantajeado a un empresario.

Quito /
23 ago 2019 / 00:01

A Rommy Vallejo, exsecretario de la Senain de Rafael Correa, lo que le preocupaba el 8 de junio de 2017 era una filtración de documentos secretos de las cuentas de la entidad.

“De ahí todos son gastos normales que incluso ya fueron liquidados e incinerados con la Contraloría”, se lo decía a Alexis Mera, exsecretario jurídico de Correa. El diálogo aparece en uno de los chats que intercambió con Mera y que ya fueron incorporados en el expediente ‘Sobornos 2012-2016’.

Además, Vallejo le escribía que “lo preocupante es que esto haya salido de ahí porque aquí no hay”. Dirigía sus sospechas a la Contraloría para entonces, en los últimos días del excontralor Carlos Pólit, quien fue vinculado a la trama de sobornos de Odebrecht.

Pólit había salido en mayo de 2017 a Estados Unidos por un tema de salud. Desde ese país envió su renuncia en junio. Por esos días, Vallejo viajó a ese mismo país. “Cuidado. Por si acaso tengo el nacimiento de un sobrino el 25 de junio y me voy a USA. Cuidado piensan que estoy fugando, por si acaso”, aclaraba. Fue otro interlocutor de Mera.

Con Vallejo muestra un grado de confianza similar al que evidencia con el expresidente Correa, con Jorge Glas, con la fiscal Patricia Morejón y otros.

Al menos eso se desprende de los mensajes que figuran en el peritaje del celular de Mera. El informe está en la investigación de los supuestos aportes ilegales de contratistas del Estado a movimiento PAIS. La Fiscalía sospecha un presunto cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias en concurrencia real de infracciones. Mera y Correa son dos de 26 investigados.

Y las diligencias siguen. Ayer rindió versión el exasambleísta Christian Viteri desde Guayaquil. Mientras María Duarte, otra de las procesadas, se presentó en la Corte. Aprovechó para desmentir al empresario Teodoro Calle quien fue contratista del Estado.

Él dijo que había recibido chantajes y presiones. Pero Duarte aseguró que de parte de ella no fue. Aseguró más bien que la Contraloría lo señaló por no presentar a tiempo las planillas y que hubo excesos cobrados por la constructora por pagos injustificados en su favor. Duarte anunció que Calle tendrá que responder por qué hace afirmaciones “abstractas, difusas y falsas”.

Pero Jorge Acosta defensor del empresario pidió a la exministra que lea bien la versión de Calle para que sepa de qué obra se trató. “Mencionar otras obras y otros temas no oculta la realidad de los hechos”, afirmó.

Además Acosta mencionó que “todos sabemos quién es y qué hizo Duarte y también sabemos que Teodoro Calle es un hombre que ha generado miles de puestos de trabajo y que jamás ha sido enjuiciado. Es la diferencia entre uno y otra”.

Sobre el testimonio anticipado que Pamela Martínez y Laura Terán rendirán el lunes, Duarte dijo que espera “que diga la verdad y aclare las mentiras”.

Martínez fue asesora de Correa y Terán su asistente. Ellas almacenaron información en cuadernos y computadoras que han permitido a la Fiscalía reconstruir el modus operandi del grupo que cobraba a las contratistas.

Justicia

Evidencias de la injerencia

Los correos intercambiados entre Pamela Martínez y Laura Terán traen más sorpresas.

Martínez estaba al tanto de quienes buscaban ser jueces. Tenía los listados. No solo eso. Llevaba las recomendaciones presidenciales para cargos en el Consejo Electoral presidido por Domingo Paredes.

Las disposiciones están en cartas que llevaban membretes de ‘privado y confidencial’. A Gustavo Jalkh también le pedían cargos por disposición de Correa, según los documentos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA