La reconstrucción muestra ‘fisuras’

Dos informes evidencian irregularidades tras el terremoto. Hay contratos injustificados.

Quito /
21 dic 2018 / 00:01

No se respetó ni el dinero de la reconstrucción. Los contratos y obras que se adjudicaron para reparar zonas de Manabí y Esmeraldas afectadas por el terremoto de abril de 2016, tienen irregularidades y precios cuestionables. Incluso hay fallas técnicas en las obras que sirven a los damnificados por el desastre natural.

Hasta mayo de 2018, por ejemplo, la empresa pública Ecuador Estratégico manejó más de 102,8 millones de dólares para obras. Los recursos provienen de la Ley de Solidaridad que se aprobó para la reconstrucción. Dicha normativa elevó temporalmente el IVA y creó otros tributos transitorios.

Ecuador Estratégico, según un informe borrador de la Contraloría General del Estado, tuvo algunas fallas en la ejecución de ese monto. En un caso, hizo una “contratación por emergencia de obras (ampliación de vía existente y construcción de un parque) por 90 millones de dólares” sin que se cumplan los requisitos legales, como la participación del Servicio de Contratación de Obras Públicas (Sercop).

También se hicieron reprogramaciones de cronogramas por falta de planificación. No se informó a los propietarios de predios considerados para proyectos de viabilidad sobre una expropiación. Es decir, se planificaron proyectos sin tener los terrenos para su edificación.

Las fallas, que despiertan inquietudes en la Contraloría General, incluyen errores de forma y fondo. Ecuador Estratégico adjudicó contratos con “estudios incompletos, desactualizados y con falencias”.

En Manabí, además, se construyeron soluciones habitacionales y accesos con vacíos. El ente de control señala, en su texto borrador, que hubo “modificación de diseños sin contar con contratos complementarios en proyectos viales”.

También hubo fisuras y grietas en losa de circulación del Intercambiador Puerto Manta-Colisa. Errores que podrían suponer un riesgo para los habitantes del sector.

Los peligros se extendieron a otras obras. El informe, que fue leído esta semana en Portoviejo, evidencia que una factura de 285.000 dólares, para unidades de vivienda, fue cancelada pese a que los constructores no cumplieron con la Norma Ecuatoriana de la Construcción (NEC). Ese reglamento establece estándares que garantizan la seguridad del inmueble.

Hasta en los hospitales se detectaron fallas. La Contraloría afirma que “no se suscribieron actas de entrega-recepción de consultorías relacionadas con estudios y diseños estructurales de hospitales”.

El borrador puede ser objetado por los involucrados hasta la próxima semana. En la defensa, las autoridades deberán justificar los pagos por gigantografías y producción de vídeos testimoniales que no corresponden al objeto del contrato. Por ese servicio fueron pagados más de 100.000 dólares.

Como es habitual en las irregularidades del gobierno del expresidente Rafael Correa, también se evidenciaron procesos de contratación directa “de servicios comunicacionales sin contar con la documentación pertinente y sin finalizar el proceso en el portal de compras públicas”.

Este es el segundo informe sobre el tema. Este año Contraloría detectó una preocupante informalidad en el uso del dinero para la reconstrucción. Diario EXPRESO publicó el 29 de septiembre los principales hallazgos.

Los recursos

Informal

El gobierno de Correa no separó lo que ingresaba como recaudación tributaria, préstamo internacional y donaciones.

Fondos

Unos 302 millones de dólares ingresaron por créditos, pero todos los recursos se mezclaron para gastos y transferencias de manera poco transparente.

Bienes

En Manabí y Esmeraldas hay bodegas que todavía contienen las donaciones que se hicieron para los afectados por el terremoto. Están podridas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA