Jornada de protestas en Santa Elena

Los reclamos se originaron por el alza del peaje y para pedir el desalojo de comerciantes.

24 may 2019 / 15:42

La mañana de viernes 24 de mayo los integrantes del colectivo, Despierta Santa Elena, y un grupo de moradores del barrio La Libertad, en la ciudad del mismo nombre, efectuaron manifestaciones de reclamo a las autoridades. Los protestantes solicitaban el apoyo ciudadano para rechazar lo que consideran atentatorio a la comunidad: el incremento en el valor del peaje.

“No al peaje ladrón”, eran los gritos de un grupo de personas que portando pancartas se apostaron en las inmediaciones del ingreso a la Universidad Estatal ubicada en la vía La Libertad-Santa Elena, para rechazar la alianza público-privada entre el Ministerio de Obras Públicas y la compañía Verdú para la administración de la vía Guayaquil-Santa Elena.

El corredor vial tendrá dos pontazgos para viajar desde el puerto principal guayasense a los balnearios de la península o viceversa, en cada caseta los conductores que transiten por la artería deberán pagar un dólar de ida y otro de retorno. En total cada viaje costará $ 4 de peaje.

Aunque el convenio ya ha sido firmado, el descontento del colectivo Despierta Santa Elena continua. Alfonso Ortiz y Benita Mejía, dos de los protestantes se encadenaron en la jornada de reclamo, “por Dios queremos que la ciudadanía entienda el daño que se pretende hacer a la provincia con el cobro de un peaje tan caro, las consecuencias las veremos en el encarecimiento de los productos de primera necesidad y la reducción de turistas a la playa”, manifestó Ortiz.

Al lugar de reclamo arribó el Gobernador, David Sabando, y el Intendente de Policía, César Tapia, para solicitar el retiro de los protestantes debido a que no contaban con los permisos para alterar el tráfico vehicular ya que los reclamantes pedían a los conductores que hagan sonar sus cláxones como señal de apoyo. “Nadie nos va a mover de aquí, estamos en nuestro derecho a reclamar lo justo, como ellos viven bien qué les va a importar el pueblo”, expresó Alipio Reyes.

Moradores

Por otro lado, los moradores del barrio La Libertad empezaron con una marcha y luego cerraron, por alrededor de 2 horas (09:00 a 11:00), la calle Guayaquil, una de las arterias comerciales más importante de la ciudad. La medida fue para que el municipio ordene el desalojo de los comerciantes informales que se encuentran asentados en la avenida octava de este sector desde hace 7 años.

Esta fue la cuarta protesta pública de estos habitantes al no recibir una respuesta favorable por parte de las autoridades municipales, la semana anterior el alcalde, Víctor Valdiviezo, en una reunión con los directivos del barrio pidió 60 días para buscar una solución a la problemática.

En ambos casos los protestantes no descartaron medidas similares en los próximos días y hasta organizarán huelgas de hambre para ser escuchados. “La lucha es peleando, por nuestra parte nadie va a claudicar”, señaló Drino Nieto, del colectivo Despierta Santa Elena.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA