Hubo vacíos técnicos en el proyecto de dinero electrónico

El plan de moneda electrónica que impulsó el gobierno de Rafael Correa se contrató con varios descuidos. El sistema no fue completamente seguro.

Quito /
01 dic 2018 / 00:01

Hubo inconsistencias desde el origen. El fallido proyecto de dinero electrónico, que intentó impulsar el expresidente Rafael Correa, tuvo errores desde la firma de contrato para la adquisición de la plataforma digital. El descuido, que fue una constante en la administración de la década pasada, provocó posibles vulneraciones a la información de los usuarios del sistema.

La burocracia del Banco Central del Ecuador, encargado de operar la herramienta, no tuvo los cuidados mínimos para adjudicar los contratos al sector privado. Tampoco pidió confidencialidad de la información entregada.

Lo dice la Contraloría General del Estado en su último informe sobre el tema. El 12 de octubre de 2018, el ente presentó los resultados a la actual administración del Banco Central para que se tomen correctivos.

En total se revisaron más de 4,4 millones de dólares en contratos.

Según la Contraloría, uno de los contratos se adjudicó a la Asociación Inswitch-Adexus pese a que esta no cumplía con “los requerimientos técnicos constantes en las especificaciones técnicas y términos de referencia”. El resultado fue que el personal del Central “no cuente con la administración y acceso total a la base de datos del mencionado sistema”. Es decir, el banco público dependía de la contratista para utilizar un bien digital que compró.

No es lo más grave. El descuido provocó que la información registrada en parte del sistema de dinero electrónico sea susceptible de copias. En otras palabras, por la falta de términos de entrega total del sistema, las contratistas podían acceder al sistema y, por tanto, encontrar información de carácter privado.

Las fallas advertidas incluyen, además, herramientas contratadas pero no usadas y servicios pagados que no fueron correctamente utilizados. Estas irregularidades continuaron hasta el traspaso del sistema al sector privado, a inicios de este año.

El fallido proyecto de dinero electrónico fue defendido e impulsado por el extitular del Banco Central, Diego Martínez, y el exministro de Economía, Patricio Rivera.

Los vacíos del dinero electrónico

Sin archivos

Los burócratas del Banco Central no cuidaron la documentación sobre la adquisición y operaciones del dinero electrónico. El descontrol permitió un desorden en el archivo de facturas y generó un vacío en la documentación legalizada.

Propiedad

Los contratos de adjudicación al sector privado para la implementación del sistema de dinero electrónico tuvieron inconsistencias que fueron pasadas por alto en el Banco Central. Algunas herramientas debían ser registradas como propiedad intelectual para evitar fugas de datos.

Privados

El Banco Central operó el sistema de dinero electrónico hasta marzo de este año. El Gobierno de Lenín Moreno anunció, en agosto del año pasado, que la banca privada se haga cargo del negocio pero, hasta la fecha, el proyecto no despega totalmente.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA