Protesta por femicidio desata xenofobia en Ibarra

En horas de la tarde, un grupo de manifestantes también trató de tomarse las instalaciones del Ecu-911 Ibarra.

20 ene 2019 / 23:07

El rechazo que generó el femicidio de Diana Ramírez desencadenó gestos de xenofobia en Ibarra. La tarde y noche de este 20 de enero, los habitantes agredieron con piedras a migrantes venezolanos, quienes empezaron a abandonar esa localidad.

“Fuera venezolanos”, eran los gritos que se escuchaban en varios videos difundidos en redes sociales. La horda quemó las pertenencias de algunos extranjeros y los obligaron a dejar los lugares donde residían.

En horas de la tarde, un grupo de manifestantes también trató de tomarse las instalaciones del Ecu-911 Ibarra.

Más control

“He dispuesto la conformación inmediata de brigadas para controlar la situación legal de los inmigrantes venezolanos en las calles, en los lugares de trabajo y en la frontera”, expresó el presidente Lenín Moreno por Twitter luego del atroz asesinato de una embarazada por parte de un ciudadano venezolano.

Agregó que también su gobierno analiza “la posibilidad de crear un permiso especial de ingreso al país” para los venezolanos, que hasta ahora pueden entrar a Ecuador con tan solo presentar su cédula.

El mandatario, quien el sábado viajó a Suiza para participar en el Foro de Davos, no ofreció detalles sobre el tipo de brigadas que serán creadas.

La ministra de Interior, María Paula Romo, indicó al respecto que la cancillería y otros ministerios trabajan “para poder tener un permiso especial, que permita cumplir con los derechos relacionados a la libre movilidad, pero que al mismo tiempo nos permita (...) garantizar de la mejor manera los derechos de los ciudadanos ecuatorianos”.

Cerca de la medianoche del sábado en Ibarra (norte) un venezolano asesinó a cuchilladas a una ecuatoriana embarazada cuando estaba rodeado por policías que lo apuntaban con sus armas y que no actuaron para evitar el crimen, en plena calle.

La ministra Romo dijo en principio que la muerte de la ecuatoriana “debió ser evitada con el uso de la fuerza por parte de la Policía”, que se ordenó el cambio de la gobernadora y del jefe policial de la provincia de Imbabura y el “envío inmediato de fuerzas especiales” de la Policía a la zona.

Tras el femicidio, la funcionaria señaló a la prensa que la policía comprará armamento no letal para enfrentar la situación de inseguridad.

El domingo, otro venezolano también hirió con un cuchillo a una mujer para robarle en Cuenca (sur y tercera ciudad importante del país), de acuerdo a la prensa local.

Ecuador estima que en su territorio permanecen unos 300.000 venezolanos que han huido de la crisis política y económica en su nación.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA