Primer tropiezo de la nueva era

La conformación de las comisiones no logra acuerdos y el tema se dilata. Fiscalización y Participación Ciudadana serían las mesas de la discordia.

Quito /
16 may 2019 / 19:45

Las diferencias se mantenían. Previo a que los asambleístas ingresen a la sala de sesiones de la Asamblea para continuar con la reunión 595 suspendida el martes para votar por la nueva conformación de las Comisiones Especializadas Permanentes y la de Fiscalización, los integrantes de la nueva mayoría legislativa, Alianza PAIS, CREO, Bancada de Integración Nacional (BIN) y Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI) no lograban un acuerdo sobre el reparto de las presidencias y vicepresidencias de las Mesas.

Los asambleístas mantuvieron varias reuniones, tanto la noche del miércoles, como en la mañana y la tarde de ayer en busca de lograr esos acuerdos. Trascendió que las mayores dificultades se hallaban en definir quién controlaría las comisiones de Fiscalización y Participación Ciudadana.

Tal como lo contó EXPRESO, el entrampamiento era entre Alianza PAIS y el BADI. Los dos sectores políticos querían manejar la fiscalización en la Legislatura. Desde el oficialismo se habló que deben mantener el control de este organismo legislativo para garantizar la gobernabilidad; mientras que desde el otro sector, se dijo que parte del compromiso para votar por César Litardo para la presidencia era que Fiscalización debía salir de manos del oficialismo para dar una muestra de independencia.

Por el BADI el elegido para manejar la Comisión de Fiscalización era el asambleísta Eliseo Azuero, mientras que desde el oficialismo se planteó la candidatura de Marcia Arregui. No fue la única pelea entre estas dos agrupaciones. Surgió el problema de que tampoco se le quería entregar la mesa de Participación Ciudadana y Control Social a Raúl Tello miembro del BADI, poniéndole por delante la entrega de esta comisión al asambleísta Héctor Yépez de CREO, que es la única Comisión que desde el inicio del periodo legislativo estuvo en manos de la pasada oposición, ya que ahora CREO forma parte de la mayoría con el oficialismo. Esto habría encendido más los ánimos.

Las tensiones y la falta de acuerdos siguió incrementándose al paso de las horas, por lo que al presidente de la Asamblea, César Litardo, le tocó aplazar por una hora y media más el inicio de la sesión. La reunión estaba convocada para las 16:00, pero a falta de diez minutos del inicio, se anunció que la reinstalación quedaba para las 17:30. Hasta el cierre de esta edición, la sesión aún no iniciaba.

Entre tanto, desde los sectores de oposición, Partido Social Cristiano (PSC) y de la Revolución Ciudadana (RC), se rechazaba la actitud adoptada por la mayoría oficialista. Criticaban el hecho que en el “reparto” de las comisiones no se tomó en consideración el criterio de todos los 137 asambleístas, sino que se lo hizo a puerta cerrada entre los jefes y coordinadores de los bloques de mayoría.

El coordinador del bloque socialcristiano, Henry Cucalón, recordó que en las otras ocasiones “al menos” se pasaba un papel pidiendo a cada asambleísta que ponga las comisiones en las que querían estar, y tenían hasta tres opciones.

Dijo que ahora esto no se ha dado, y que para ellos es todo “un misterio” de cómo estarán las comisiones. Reiteró que los legisladores del PSC querían mantenerse en las mesas en las que han estado en los dos primeros años, y que no querían ni la presidencia ni la vicepresidencia de ninguna de ellas.

“Veremos qué es lo que presenta la mayoría legislativa, pero si no estamos de acuerdo en la distribución, nosotros votaremos en contra”, advirtió.

Mientras tanto, Marcela Aguiñaga, expresidenta de la Comisión de Justicia, ve con mucho escepticismo que se logre acuerdos al interior de las bancadas, y también se quejó porque no se les consultó a qué comisión querían ir. Dijo que ellos, querían que se les ponga de acuerdo a su especialización, para poder “seguir aportando” en la construcción de las leyes. Ellos también votarían en contra de la conformación.

PAIS quiere 6 presidencias

Según el reparto que estaba previsto hacerse, a Alianza PAIS le correspondía seis presidencias y un número similar de vicepresidencias, mientras que CREO tenía tres presidencias, dos vicepresidencias; el BIN una presidencia y dos vicepresidencias, a más de la primera vicepresidencia, y el BADI debía obtener dos presidencias.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA