Prisión para sospechoso del crimen de Fernando Casanova, esposo de la asambleísta Campain

El aprehendido es uno de los cuatro implicados en este caso.

Quito /
18 ago 2019 / 11:51

Kevin P., uno de los sospechosos del asesinato de Fernando Casanova, esposo de la asambleísta Rina Campain, recibió prisión preventiva tras la formulación de cargos cumplida en la Unidad de Flagrancia de Quito. La instrucción fiscal por el delito de robo con resultado de muerte durará 90 días.

Casanova fue asesinado en los exteriores de una entidad bancaria ubicada en la avenida 6 de Diciembre y Portugal, en el norte de la capital, donde había retirado dinero en efectivo. Ocurrió el pasado 25 de enero cerca de las 11:30 cuando recibió un disparo en la cabeza por resistirse al robo de su maletín. En total, fueron cuatro los atacantes. La formulación de cargos para el detenido se desarrolló la noche del sábado 17 de agosto en Flagrancia. La fiscal de turno, Patricia Bravo, presentó ante la jueza de Garantías Penales con competencia en delitos flagrantes, Ana María Serrano, varios elementos de convicción para solicitar la apertura del proceso penal y la prisión preventiva, informó la Fiscalía.

Entre otras cosas, la fiscal presentó el acta del levantamiento del cadáver, el informe de inspección ocular técnica, la autopsia médico-legal, el informe de la pericia informática de reconocimiento facial entre el procesado y las imágenes de los vídeos de seguridad de la entidad bancaria, entre otras. La boleta de detención contra Kevin, quien aceptó los cargos imputados por Fiscalía, fue ejecutada la madrugada del 17 de agosto de 2019 en la Unidad de Policía Comunitaria de la ciudadela La Rumiñahui, norte de Quito.

En esos momentos, el sospechoso trataba de retirar una moto de su propiedad, que había sido aprehendida por los agentes policiales. Los demás sospechosos del crimen de Casanova también son colombianos.

El delito de robo con resultado de muerte está contemplado en el artículo 189, inciso sexto, del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y se castiga con una pena de entre 22 y 26 años de cárcel.

En un vídeo que circuló en redes sociales en enero de este año se vio a dos hombres que forcejeaban con la víctima quienes le querían arrebatar un maletín. Ellos, según contaron ese día los testigos, se desplazaban en una motocicleta, la misma que estacionaron al frente de la entidad bancaria antes de cometer el delito. Los sacapintas le dispararon en la cabeza y huyeron.

La aprehensión del sospechoso se dio luego de varios meses de investigaciones, verificación de las imágenes de las cámaras de videovigilancia de la entidad y de otros sitios, entrevista a testigos, fuentes, seguimientos. En un comunicado la Policía señaló que se proporcionó a la Fiscalía todos los elementos recabados y se consiguió la autorización judicial para su arresto.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA