El control ‘irrita’ a las petroleras chinas

Las petroleras asiáticas exigen apartarse de los exámenes de Contraloría. El Gobierno asegura que no aceptará.

Quito /
25 oct 2018 / 00:00

Modificar lo firmado es más complicado de lo que parece. Ecuador tiene problemas para llegar a acuerdos con las petroleras que compraron previamente crudo, durante el gobierno del expresidente Rafael Correa. Petrochina y Unipec pidieron la inclusión de cláusulas especiales en la renegociación.

EXPRESO conoció que las empresas intentaron modificar el contrato renegociado con Petroecuador incorporando una cláusula que impedía a la Contraloría General del Estado que haga observaciones sobre las transacciones con las petroleras chinas. Es decir, en adelante el máximo ente de control nacional no podría señalar irregularidades en los procedimientos de las compradoras anticipadas de crudo.

Un trato similar se buscaba con el Servicio de Rentas Internas (SRI).

El pedido llegó al exgerente general de Petroecuador, Carlos Tejada. Él no aceptó la propuesta y por eso, al menos en su administración, no se firmó el contrato renegociado.

Este Diario intentó contactar con el exfuncionario público pero, hasta el cierre de esta edición, no fue posible.

El caso fue diferente con Petrotailandia. La empresa petrolera también compró anticipadamente crudo ecuatoriano pero aceptó la renegociación y no intentó colocar cláusulas que blinden su trabajo. Por eso, en el segundo trimestre de este año se firmaron los documentos físicos de la renegociación.

En conversación con este medio, el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, reconoció la pretensión de las empresas chinas, pero dijo que el país no aceptará las condiciones que trata de imponer el gigante asiático. “Es parte de las conversaciones que se han tenido pero hemos dejado claro en la mesa que no es negociable. Tenemos que acatar las leyes ecuatorianas y los contratos que se firman aquí son sujetos a ese tipo de evaluaciones”, resaltó el ministro.

La iniciativa de las compañías chinas tiene sentido si se revisan las múltiples observaciones que tiene la Contraloría a los contratos firmados durante el gobierno anterior. Las operaciones con Petrochina incluso están en procesos judiciales en la Fiscalía General.

Este Diario publicó el 2 de enero, la documentación firmada por funcionarios de Correa para facilitar la preventa de petróleo a Petrochina, Unipec y Petrotailandia. El dinero obtenido, pese a ser negociado por Petroecuador, fue al Gobierno nacional para “financiar obras para el buen vivir”.

En noviembre del año pasado, la Contraloría también detectó una cuestionable informalidad en los contratos firmados por el exministro de Finanzas, Fausto Herrera, y el exgerente de Petroecuador, ahora en prisión, Marco Calvopiña, con petroleras chinas. No se encontraron registros de las reuniones, no hay documentación de respaldo ni estudios técnicos que avalen las operaciones. Incluso, las comitivas estructuradas para los viajes de conversación no están claras.

Para la renegociación, iniciada el año pasado, se modificó la metodología. Hay registros y menos de cinco personas viajaron a Houston, EE. UU., para las negociaciones.

La relación con China es aún más llamativa si se analizan cifras. En total, el gobierno de Rafael Correa comprometió 912,7 millones de barriles de petróleo para Petrochina, Petrotailandia y Unipec. Todas las transacciones incluían préstamos atados a proyectos que ahora son cuestionados por los entes de control.

A febrero de este año, según Petroecuador, estaba pendiente la entrega de 469,7 millones de barriles a las asiáticas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA