Una jornada dedicada al homenaje

Varios sectores buscan respuestas de las autoridades. El anuncio del fallecimiento no debilitó la voz de periodistas y familiares.

Quito /
15 abr 2018 / 00:00

El lema es el mismo. Al Ecuador y al periodismo les faltan tres. El objetivo, sin embargo, cambió. Desde diversos sectores de la sociedad se buscan respuestas y acciones concretas por parte del Gobierno del presidente Lenín Moreno.

Los periodistas, por ejemplo, anunciaron que no detendrán sus protestas y plantones en la capital. Ayer, por la tarde, hubo una concentración de comunicadores en la Plaza de los Periodistas, en el centro histórico de Quito. Fue, según sus organizadores, un homenaje para el periodista Javier Ortega (36 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45 años) y el conductor Efraín Segarra (60 años), quienes fueron secuestrados en la zona de Mataje, en la provincia de Esmeraldas (noroeste). El equipo de prensa de Diario El Comercio, según informó el presidente Moreno el viernes, fue asesinado por la agrupación criminal que lidera el disidente de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Guacho.

Llegaron puntuales y con cánticos para recordar a sus amigos. No hubo parlantes ni altavoces. Su objetivo no era hacer ruido sino recordar, casi en silencio, a sus amigos y colegas.

La muestra de afecto, que contó con ofrendas florales, velas, globos, carteles y el recordatorio de que “siempre nos faltarán tres” continuará hasta que el Gobierno dé respuestas y se recuperen los cuerpos. Ese es un pendiente del que, como en la mayoría de temas en la frontera, no hay mayor conocimiento.

De momento se sabe que el Gobierno ecuatoriano solicitó la intervención de la Cruz Roja internacional para la recuperación de los cuerpos. Hasta el cierre de esta edición, sin embargo, no hay una noticia de la recuperación.

Para ayer, además, estaba prevista una concentración de organizaciones sociales de las provincias de frontera para exigir soluciones para el conflicto. Una convocatoria circuló en redes sociales para la noche en la Plaza de la Independencia.

Los ecos de solidaridad y reclamos no se limitan a los periodistas. Ayer, por la mañana, los vecinos de una de las víctimas -Paúl Rivas- colocó un lazo negro en sus hogares. Es un recordatorio del amigo, dijeron los consultados.

Graciela de Andrade conoció a Paúl a los cinco años. Lo considera un hijo que no merecía terminar su vida así. “Es un momento horrible. Él salió para cumplir con su trabajo”, dijo a EXPRESO entre lágrimas.

Ella puso el lazo negro como un homenaje a su amigo y a sus colegas. Ahora es momento, reiteró, de que haya respuestas por parte del Gobierno. “No puede pasar esto de nuevo a los periodistas”, se lamentó.

Ángela Guaita, también era vecina del fotógrafo de Diario El Comercio. Ella, que guarda gratos recuerdos de su amigo, dijo que la noticia le afectó porque se siente el riesgo de que la situación en frontera escale y cobre más víctimas.

Los vecinos también serán parte de las misas católicas que se ofrecerán en memoria de los periodistas.

Hoy, a las 18:00, el representante de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), arzobispo de Quito y primado del Ecuador, Fausto Trávez, hará una misa especial para los familiares y amigos de los fallecidos.

En el deporte también hubo muestras de solidaridad y homenaje. Los equipos de fútbol que disputaron una fecha del campeonato ecuatoriano hicieron actos conmemorativos.

Los jugadores y los directivos deportivos extendieron saludos a los familiares del equipo que desapareció el 26 de marzo en Esmeraldas.

Incluso organizaciones como Acción Ecológica expresaron su respaldo a los familiares de las víctimas y ofrecieron su colaboración en nuevos plantones, vigilias y concentraciones.

Para hoy, por ejemplo, hay varias convocatorias circulando en la web.

Periodistas de la región exigen transparencia

En el tercer día de luto nacional, Ecuador continúa recibiendo muestras de solidaridad internacional, pero también cuestionamientos sobre la falta de transparencia en el manejo de la información sobre los periodistas secuestrados y asesinados en la frontera con Colombia. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que celebra en Medellín su reunión de medio año, recuerda que un día después de anunciarse el secuestro, el manejo de la información oficial del caso se caracterizó por la “falta de transparencia”. Rechazan que desde un inicio el Gobierno haya censurado a la prensa la divulgación de información como el nombre de las víctimas y el vídeo en el que pedían rescate, datos que pudieron ser clave para generar conciencia en la ciudadanía. El gremio exhortó a las autoridades de Ecuador y Colombia acceso a información veraz y se comprometió a investigar en conjunto la situación de la frontera.

El gobernador de Nariño pide perdón a Ecuador

En un evento público, el gobernador del departamento de Nariño, Camilo Romero, pidió perdón al pueblo de Ecuador por haber perdido a tres ciudadanos, “a costa del conflicto colombiano”. La autoridad repudió el hecho al que calificó como una tragedia y extendió un “abrazo solidario” a las familias de las víctimas y al pueblo ecuatoriano que hoy sufren las consecuencias del conflicto de la guerrilla que por años afectó a su país y que hoy atraviesa fronteras. “A nombre de muchos hombres y mujeres de Colombia tengo que decirles perdón. Pero aquí estamos para darles solidaridad y respaldo”.

Romero sostuvo que, por el momento, no hay confirmación de que los cuerpos de los tres ecuatorianos estén en Colombia, a pesar de que así lo han afirmado las autoridades colombianas. Si eso es así, dijo, “estarían en Nariño”. Sin embargo, aclaró, que “todavía no hay en marcha ningún operativo para recuperar los cadáveres porque aún no hay confirmación”.

En helicóptero traen a Guayaquil a 7 de los 9 retenidos en operativo

Una diligencia larga y tensa. A siete de los nueve retenidos la mañana del viernes, tras la reanudación de los operativos militares y policiales en la población fronteriza de Mataje, se les dictó ayer prisión preventiva. La investigación será por el presunto delito de tenencia de municiones.

La acción legal, que se desarrolló en la Unidad Judicial de Esmeraldas, empezó a las 03:30 y hasta las 13:30 de ayer se hacían los últimos trámites para concretar su detención. La audiencia fue declarada reservada.

Este Diario pudo conocer que de las nueve personas aprehendidas, dos son mujeres. Una de ellas se encuentra en estado de gestación, por lo que se dispuso la instalación de un dispositivo de ubicación mientras dure la investigación.

Tampoco se encontró suficiente evidencia en contra de uno de los detenidos y el juez dispuso su liberación. Los siete restantes iban a ser llevados ayer mismo en dos helicópteros militares, hasta Guayaquil, le dijo a EXPRESO uno de los agentes que participó en el operativo.

El viernes, luego de la confirmación del asesinato del equipo periodístico de El Comercio y el anuncio del presidente Lenín Moreno de que se responderá con contundencia a los grupos delincuenciales, decenas de militares y policías ingresaron a la zona de conflicto.

Además de las nueve personas retenidas en primera instancia, se decomisó tres escopetas de fabricación artesanal, una cámara giratoria, seis teléfonos celulares y 72 cartuchos calibre 50.

Este último hallazgo es el que más llamó la atención de los uniformados, porque esta munición es conocida por su uso antiaéreo. Además, tenían un revestimiento especial en la cabeza de las balas que les permite atravesar blindaje.

Una jornada dedicada al homenaje
Un policía acompaña a tres de los siete detenidos al salir de la audiencia donde se les dictó prisión preventiva.

Los operativos se supervisan desde la capital

Una jornada dedicada al homenaje
Monitoreo. Desde el ECU-911, de Quito, se registran las acciones.

El ofrecimiento del presidente Lenín Moreno comienza a cristalizarse. Ayer, la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) instaló una sala de monitoreo de las acciones militares en la zona de frontera en las oficinas del ECU-911 de Quito. Esto, pese a que las operaciones iniciaron meses atrás.

La sala estará abierta las 24 horas del día y será libre para el uso de los medios de comunicación que deseen seguir las imágenes de las cámaras de vigilancia en la frontera con Colombia. Además, dijo el titular de Secom, Andrés Michelena, habrá una entrega diaria de vídeos de las operaciones militares que no se registren en las cámaras permanentes. Eso fue una orden directa de Lenín Moreno que ofreció total “transparencia” en las acciones que desarrollan las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en la frontera.

Michelena dijo, durante la apertura de las instalaciones para los medios de comunicación, que la transparencia ayudará a disminuir las noticias falsas que circulan, sobre todo, en redes sociales. No descartó que esa información incorrecta sea difundida con fines políticos en contra del Gobierno del presidente Moreno.

El ministro del Interior, César Navas, también tuvo actividades. Ayer, el Comité Internacional de la Cruz Roja aceptó la delegación para la recuperación de los cuerpos de los compatriotas. Navas firmó el documento de coordinación y garantías para el personal del órgano internacional.

Para hoy, además, está prevista una rueda de prensa, a las 10:30, de las autoridades de seguridad ecuatoriana -ninguno ha sido removido de su cargo pese a la insinuación que hizo el primer mandatario el viernes- y personal de defensa de Colombia.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA