Pedro Delgado, el incómodo personaje para Correa

El expresidente del BCE y prófugo de la justicia cuestiona su poder

09 mar 2017 / 00:01

Un “personaje incómodo para el gobierno” actual. Ese es el calificativo con el que, en un breve resumen de 8 minutos con 36 segundos, el canal de noticias NTN24 presentó, este miércoles 8 de marzo, un avance de la entrevista a Pedro Delgado, expresidente del Banco Central del Ecuador (BCE) y primo del presidente Rafael Correa Delgado.

Su reaparición, desde antes incluso de que se conociera algún detalle del diálogo, provocó reacciones del oficialismo, que cuestionó el hecho de que se entreviste a un prófugo de la justicia.

Y en lo poco que se conoció este 8 de marzo, Delgado fue contundente. Correa, explicó su primo, “utiliza y ha utilizado a la revolución ciudadana y engañó a todos para crear una imagen de salvador de la patria, pero en la práctica ha sido para el usufructo del poder para su beneficio y el de sus allegados”.

En ese contexto, explicó por qué algunos de sus hombres fuertes, como él mismo, su hermano Fabricio Correa o Alberto Acosta (quien presidió la Asamblea Constituyente) se han separado del mandatario. Según él, Correa lo que hace es utilizar a las personas y a las instituciones, “pero cuando estas ya no sirven a sus propósitos, simplemente las descarta”.

En la entrevista, Delgado, quien fue condenado a ocho años de prisión por malversación de fondos públicos, por la concesión irregular de créditos por $ 800 mil al ciudadano argentino Gastón Duzac, explica por qué no ha regresado a enfrentar a la justicia. Lo resume todo en la palabra “control”. Y todo en un hombre. Obviamente, precisa, Rafael Correa.

“Rafael maneja la Fiscalía, la Contraloría, los jueces y maneja todo el aparato de persecución y de implementación de procedimientos legales o cuasi legales, si se puede decir. Entonces ¿qué oportunidad puedo tener yo de una defensa real”.

Al ser consultado sobre su salida del país y que el presidente Correa dijo en una sabatina que este iba a regresar a enfrentar la justicia, porque solamente se había ido a la fiesta de su hijo en Miami, Delgado dio cuentas de su situación.

“Yo no hui”, es lo primero que deja en claro. “Ese último día en el que estuve en Ecuador hubo una reunión en la Presidencia de la República”. Allí, cuenta, estuvieron “Fernando Alvarado, Berrezueta (Leonardo, que fue secretario de la Presidencia)... participó también Alexis Mera”. En una confusa explicación, Delgado dice que allí se acordó de que él iba a presentar su renuncia pública e iba a regresar para enfrentar las denuncias por el título falso usado y el problema de Duzac. El abogado que se haría cargo de ese procedimiento era Caupolicán Ochoa, puntualiza.

Finalmente, denunció que el presidente usa su nombre para distraer las denuncias de corrupción por el tema petrolero. “Rafael utiliza la crisis simplemente por interés político, porque de haber querido cerrar la crisis, la pudo cerrar”.

Desacreditar a sus críticos, la estrategia

Entre recorrido y recorrido, este miércoles 8 de marzo, el presidente aprovechó para ceñirse a la estrategia que ha abrazado ante cada denuncia de corrupción: un paso adelante.

Utilizando su amplificador tuitero, Correa optó por desacreditar por adelantado la entrevista al prófugo Pedro Delgado.

El criterio del presidente, en una línea similar a la utilizada antes de la aparición de entrevistas a Carlos Pareja Yannuzzelli, no publicadas, esquiva por adelantado las acusaciones en su contra por parte de su excolaborador cercano, quien lo acusa directamente de “traidor”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA