La izquierda va tras Quito

Los partidos de la tendencia conversan para captar la Alcaldía en el 2019. El único fijo en la lid es el alcalde Mauricio Rodas.

08 oct 2017 / 00:01

Quieren regresar y la mejor manera es estar unidos. Por ello, las organizaciones políticas de izquierda están conversando para intentar aglutinar a la tendencia en un solo candidato que pueda llegar a la Alcaldía de Quito en las elecciones del 2019.

Unidad Popular e Izquierda Democrática están en conversaciones aunque no precisan si entre sí o con cuáles agrupaciones políticas. Natasha Rojas, directora de Unidad Popular en Pichincha; y Wilma Andrade, presidenta nacional del partido naranja, prefieren no adelantar detalles que puedan estropear las aún inmaduras conversaciones. Quien delata a Andrade es Antonio Ricaurte, dirigente del movimiento provincial Vive, al decir: “Estamos conversando con la Izquierda Democrática”. Y amplía la lista: “Hemos conversado con Jorge Yunda (radiodifusor y asambleísta de PAIS), con el Partido Socialista, agrupaciones barriales, delegados de juntas parroquiales”.

Rojas, Andrade y Ricaurte coinciden en que es necesario unir a la tendencia para captar no solo la Alcaldía, sino también la Prefectura de Pichincha. La dirigencia de Unidad Popular discute al interior y con otros frentes, con el objetivo de redactar una propuesta única para los habitantes de Quito y Pichincha. “Una propuesta de ciudad democrática, de derechos, participativa, ecológica, productiva y más”, detalla Rojas.

Una vez redactado el plan, o paralelo a ello, iniciaría la búsqueda de la dupla para la Alcaldía y la Prefectura. Ninguno de los tres prefiere adelantar nombres en carpeta, en lo que concuerdan también es que los postulantes deben reunir este perfil: amar la ciudad y la provincia, estar involucrados en sus jurisdicciones, conocer sus realidades, plantear soluciones y que vengan de un proceso de trabajo previo en la ciudad y la provincia.

El último primer edil capitalino de la tendencia fue el exalcalde Augusto Barrera (ahora secretario de Educación Superior), quien llegó de la mano del movimiento PAIS, de la línea del socialismo del siglo XXI, electo en el 2009 hasta el 2014. Antes de él estuvo Paco Moncayo, también de línea socialdemócrata. Barrera fue derrotado por el actual alcalde Mauricio Rodas por la entonces alianza SUMA - Vive, de una ideología de centro.

Rodas es el único cuadro fijo, hasta el momento, para ocupar un casillero en la papeleta electoral. Así lo confirma a EXPRESO el presidente nacional del movimiento SUMA, Guillermo Celi. Otros nombres rondan el sillón que ahora ocupa el también excandidato presidencial, como el asambleísta Jorge Yunda, el prefecto Gustavo Baroja, el vicealcalde quiteño, Eduardo del Pozo (ver cuadro) y otros que suenan de boca en boca entre los capitalinos.

Este último, de las filas del movimiento CREO, no confirma ni desmiente que su nombre esté en la lista que espera el beneplácito del líder máximo de la organización y de las bases. “Hay algunos nombres que están en este proceso de escogimiento que lo llevaremos a cabo con encuestas y análisis para ver el mejor de los cuadros. En eso estamos algunas personas sin mencionar nombres específicos”.

Lo que es una certeza dentro del movimiento liderado por Guillermo Lasso es que participará por primera vez en su corta historia como candidato a la Alcaldía quiteña. No lo hizo en las pasadas elecciones del 2014 para no dividir al electorado y dejar el camino libre a Rodas.

No será el único primerizo. Los movimientos Centro Democrático Nacional y Compromiso Social también preparan a sus cuadros para enfrentar esta lid electoral.

Mario Maldonado, vocero en Pichincha del movimiento liderado por Jimmy Jairala, es optimista en las opciones de alzarse con la Alcaldía si saben aprovechar la crisis interna de PAIS y lo que considera como una poco exitosa gestión del alcalde Rodas y sus antiguos aliados. “Es un momento importantísimo. Al estar en el centro y ser un movimiento nuevo puede convertirse en un opción para los quiteños”.

El joven político no descarta una eventual alianza con las organizaciones políticas que forman el frente Somos Ecuador, creado para apoyar al presidente Lenín Moreno, en el que también está Compromiso Social. Iván Espinel, líder de la agrupación, no cierra la puerta a esa probabilidad, pero reconoce que no han conversado con otros movimientos.

El 42,8 % califica la gestión de Rodas como buena

Altos y bajos. Es la descripción de los picos y las curvas de quienes a lo largo del último año califican la gestión del alcalde de Quito, Mauricio Rodas, como buena y muy buena. Una medición de la encuestadora Perfiles de Opinión refleja que, desde octubre del 2016 hasta septiembre del 2017, este universo de encuestados experimentó una constante disminución hasta mayo pasado cuando empezó a repuntar. El 5 de octubre del 2016, Rodas contaba con cerca del 48 % de calificación buena y muy buena entre sus electores. Al 10 de septiembre de este año la cifra cayó al 45,33 %. Sin embargo, a lo largo de los meses experimentó una caída brusca como la de mayo del 2017 en la que fue calificado con el 31 % de gestión buena y muy buena. A finales de octubre del 2016 registra su más alta aceptación con cerca del 58 % de calificación buena y muy buena. A septiembre de este año, el 54,64 % califica la gestión de Rodas como mala y muy mala.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA