Partidos españoles, con la mirada puesta en Ecuador

Buscan simpatizantes con nacionalidad que puedan traducirse en sufragios. Batallan contra el engorroso proceso para votar.

15 abr 2019 / 10:16

Ecuador tiene algo que atrae a partidos políticos españoles: los votantes. La cantidad de migrantes que residen en el país y de ecuatorianos migrantes que regresaron con la nacionalidad extranjera es uno de los principales encantos que llama la atención de las organizaciones políticas de la Madre Patria.

Ecuador, al 1 de enero de 2018, albergaba a 56.726 españoles según datos del Instituto Nacional de Estadística español. Y fue el octavo país en el mundo y el segundo en Sudamérica que más ciudadanos de esa nación recibió durante el 2017, de acuerdo con un informe del mismo organismo.

A puertas de un proceso electoral como los comicios generales anticipados del 28 de abril próximo en España, las células de los partidos toman un impulso para intentar captar la mayor cantidad de adeptos que se traduzcan en votos. En el caso de Ecuador, la participación es incipiente o por lo menos así lo reflejan las cifras: existen 816 españoles habilitados para sufragar por correo en estas próximas elecciones.

¿Antipatía o desinformación? El presidente del Partido Popular (PP) en Ecuador, Juan José Pons, lo atribuye a otro factor. “La solicitud del voto rogado es un proceso engorroso y lento que ha llevado a que haya una muy baja votación en los países, incluido Ecuador”. Es por eso que una de las misiones del partido, con 10 años de presencia en el país y con núcleos en Guayaquil, Quito, Esmeraldas y Manta, es motivar esa participación, engrosar su número de afiliados y exponer los principios, estrategias, los mensajes del PP. “En nuestro plan de este año está ampliar la base de afiliados y estimular la participación de los españoles porque en mayo también vienen las elecciones parlamentarias y autonómicas”.

La presencia del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en Ecuador es aún más antigua, le aseguró a EXPRESO Javier Vila, coordinador en América de la organización. “Tenemos representación desde hace más de 30 años”.

Por el momento no existe un delegado o representante del partido en el país porque falleció quien ostentaba esa dignidad. No obstante, Vila reconoce que, por la cantidad de españoles en el país, este no solo merece contar con una representación sino también con una agrupación, es decir una sede con una directiva constituida.

Una vez que sea nombrado, retomará el trabajo pendiente, que no solo se circunscribe a la exposición de sus postulados sino también a guiar y ayudar a los españoles en sus trámites o acercamiento con los consulados. Pero motivar la participación electoral no deja de ser uno de los retos.

Reformar el sistema actual de votación en el exterior debe ser uno de los primeros pasos, acota Pons. Paralelamente al incentivo con charlas, foros y demás acercamientos de la realidad española a quienes ahora ven desde lejos a esa tierra que los vio nacer o los acogió.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA