Odebrecht se sienta a negociar con Ecuador

El objetivo del diálogo será reparar los daños causados por los múltiples actos de corrupción.

Quito /
10 jul 2019 / 10:44

La mesa está servida entre Ecuador y la constructora brasileña Odebrecht. Esta vez, sin embargo, no se negociarán contratos, obras, coimas o aportes para movimientos políticos.

El gobierno de Lenín Moreno dialogará con altos funcionarios de la empresa para reparar los daños causados por los múltiples actos de corrupción. Las reuniones arrancaron este 10 de julio de 2019, en las oficinas de la Procuraduría General del Estado, en Quito.

Del lado ecuatoriano hay un comité encabezado por el procurador general, Íñigo Salvador, la fiscal general, Diana Salazar, el secretario Anticorrupción, Iván Granda, y el contralor general del Estado, Pablo Celi. En esta cita tratarán de fijar un cronograma para que las negociaciones de reparación económica y social se concreten. No hay un plazo estimado.

Por Odebrecht, de su parte, estará el presidente de la empresa para la región, Felix Martins. La constructora buscó estos encuentros en su afán de reparar su imagen tras los escándalos de corrupción en todo el mundo.

El país, según conoció EXPRESO, buscará una reparación integral. Es decir, se buscará que Odebrecht pague por las coimas, sobreprecios, tributos, prestaciones sociales y otras afectaciones que se generaron por el entramado de corrupción que se fortaleció durante el gobierno del expresidente Rafael Correa.

También se intentará que la empresa pague por las fallas que presentan varias de las obras que pusieron en marcha en el Ecuador.

La negociación para resarcir el daño no detendrá los procesos legales que lleva adelante el Estado, por medio de la Fiscalía General, en contra de los involucrados en sobreprecios y adjudicación ilegal de contratos del Estado.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA