Odebrecht: cuarta suspensión

Dilaciones, excusas, ausencias y recusaciones impiden la lectura del fallo de apelación.

Quito /
17 may 2019 / 21:05

Luego de dos meses de concluida la audiencia de apelación a la ratificación de inocencia de tres sospechosos de lavado de activos en el caso Odebrecht, el tribunal aún no puede leer su resolución.

Ayer hubo un cuarto intento por reinstalar la audiencia iniciada en marzo. Ese día los jueces debían anunciar su fallo en la misma diligencia, según dispone el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

“Dada la complejidad justamente del presente caso y las alegaciones que se han hecho en esta audiencia y las cuales tienen que ser revisadas...”, fue la justificación del tribunal para suspender la audiencia.

Las dilaciones no han faltado en el caso. Ausencia de abogados, la excusa de uno de los miembros del tribunal que fue negada y la recusación al mismo juez Henry Caliz han sido parte de las razones.

Ayer no acudió Jorge Zavala Egas, abogado de Gustavo Massuh. Su ausencia fue cuestionada. La representante de la Procuraduría, Gloria Martínez, le dijo al juez Leonardo Barriga que llaman la atención las complicaciones y las dilaciones. Recordó que en la anterior ocasión un defensor presentó un escrito por calamidad doméstica.

Recordó que el abogado Zavala tampoco fue y en esta ocasión “nuevamente no comparece, faltando al respeto de las demás partes procesales”. Habló de una actuación desleal. La fiscal María Susana Rodríguez apoyó el criterio y recordó que es la cuarta convocatoria.

Wilson Velástegui, abogado de Ramiro Carrillo, pidió a los jueces tomar la decisión adecuada porque “estas dilatorias han dado lugar a comentarios de ciertos periodistas que aprovechan para hacer insinuaciones”. Después de unos minutos de análisis, los jueces declararon fallida la audiencia, multaron a Zavala con dos salarios y anunciaron que se notificará a la Judicatura.

Zavala impugnará. Indicó que no acudió “por lealtad procesal y por no aceptar que me convoquen con menos de 24 horas que resuelven una excusa de uno de los jueces”.

En octubre de 2018 un tribunal ratificó la inocencia de los sospechosos Carrillo, Massuh y Wladimir Sper. La fiscal Alexandra Zurita acusó a Carrillo, exgerente de Transporte de Petroecuador, de suscribir el contrato del poliducto Pascuales Cuenca y adjudicárselo a Odebrecht por un monto de $ 369’976.791,32. Habló de “un acuerdo entre el superintendente de Odebrecht José Santos de entregar una retribución por el hecho de adjudicar este contrato”.

Señaló que Odebrecht habría hecho pagos a Carrillo a través de Massuh, quien luego habría entregado el efectivo a Carrillo. Habló de transferencias a Vladimir Sper por $ 80.000 para que se entreguen a Carillo, entre otras.

Pero el tribunal consideró que no se había probado el delito y ratificó el estado de inocencia de los tres. Carrillo y Massuh ya recibieron una condena por asociación ilícita en el caso Odebrecht, por el que el exvicepresidente Jorge Glas y su tío Ricardo Rivera recibieron seis años de cárcel. La Fiscalía no estuvo de acuerdo y apeló.

Diacelec

Para julio se ha programado el inicio del juicio por presunto lavado de activos en contra de seis personas naturales y dos empresas jurídicas involucradas en la trama de corrupción de Odebrecht. Por este caso fueron llamados a juicio como supuestos autores directos el principal de Diacelec Édgar Arias y Elvira Isch y cuatro como coautores.

Delitos

La Fiscalía mantiene abiertos al menos seis expedientes derivados de la trama de corrupción de Odebrecht por lavado de activos, concusión, cohecho y peculado en los casos Manduriacu, Refinería del Pacífico, Daule Vinces, Acueducto La Esperanza. Además registra tres sentencias por concusión, lavado de activos y por asociación ilícita.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA