El ‘ocultamiento’ trascendió

El Gobierno de Moreno mantuvo las irregularidades sobre las preventas de crudo. Hay desorden en los registros de Petroecuador, Finanzas y del BCE.

23 mar 2019 / 00:01

Las malas prácticas también se heredaron. El manejo de los recursos generados por las preventas de petróleo fue irregular durante el Gobierno de Rafael Correa pero se extendió hasta el primer año del actual mandatario, Lenín Moreno. Entre junio y diciembre de 2017, las cifras se mantuvieron ocultas pese a la promesa de transparencia de la actual administración.

La Contraloría General del Estado supervisó el proceso de preventas de crudo a Petrochina, Unipec y Petrotailandia entre 2012 y 2017. Ayer presentó un informe borrador con los principales resultados. Uno de los más llamativos es que las irregularidades alcanzan al actual Gobierno y al exministro de Economía y Finanzas, Carlos de la Torre.

Él, según la Contraloría, no controló, verificó ni supervisó el uso y traslado de los recursos generados por ventas anticipadas. Tampoco registró ese valor en los reportes de deuda pública pese a que son compromisos por los que el Estado debe responder.

EXPRESO publicó, el 2 de enero del año pasado, la serie de ocultamientos en las preventas y la documentación que obligaba a la petrolera estatal Petroecuador a conseguir recursos para financiar “obras para el buen vivir” del Gobierno correísta. De la Torre justificó esas operaciones y dijo que eran una herramienta legítima.

Eso, pese a que la documentación daba cuenta de una exagerada informalidad en el manejo de los recursos. Hasta 2017, Ecuador recibió 18 desembolsos por dinero de las petroleras asiáticas por un total de 7.060 millones de dólares.

Ni Petroecuador, ni el Ministerio de Economía y Finanzas o el Banco Central, a decir del texto preliminar de la Contraloría, supieron cómo manejar ese dinero.

Durante la lectura del borrador, exintegrantes de esas entidades públicas aseguraron que el manejo político de las preventas ocasionó un ‘vacío’. “¿Qué podíamos hacer si aparecían 2.000 millones de dólares en la cuenta de Petroecuador? Teníamos que gestionar para evitar sanciones o el colapso de la institución”, dijeron.

El problema es, según la Contraloría, que no existe un procedimiento que detalle a dónde debían ir los recursos ni qué camino tenía que seguirse. Si la operación no era deuda -como aseguraba Correa y resaltó de la Torre- debía aparecer en los estados de la petrolera. Sin embargo, eran enviados directamente al Ministerio de Finanzas para que el presidente utilice los fondos.

La falta de normas se hace más alarmante porque los únicos registros que encontró la Contraloría, para la administración del dinero asiático, fueron correos electrónicos sin firma. Órdenes sin sustento de autoridades políticas.

Es más, el entonces gerente de Comercio Internacional de Petroecuador, Nielsen Arias, era “extremadamente celoso” de la información de las preventas y no entregaba datos al Departamento de Contabilidad para hacer un registro. El Gobierno de Rafael Correa, sin sustentos, declaró a los documentos de esas negociaciones como “reservados”.

Esa reserva provocó, además, que el registro contable de siete operaciones, por 2,3 millones de dólares, se realizaran con un retraso de entre once y 138 días. Dichas operaciones, dice el informe, “no reflejaron las condiciones económicas oportunas y reales de Petroecuador”.

¿Quiénes son los responsables? La Contraloría determinó que los ministros de Finanzas que estuvieron detrás del uso de los recursos por las ventas anticipadas debían generar normas para un uso transparente de los 7.060 millones de dólares. En esa lista, además de Carlos de la Torre, están los excolaboradores de Correa, Fausto Herrera y Patricio Rivera.

Tras la lectura del informe, los involucrados tienen cinco días para presentar su defensa.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA