50 miembros de la Fuerza Pública están retenidos por indígenas

Las protestas subieron de tono en la provincia de Chimborazo. Los indígenas aseguran mantendrán el paro indefinidamente.

06 oct 2019 / 16:40

Los 44 militares y seis oficiales de la Policía que acudieron para negociar su liberación serán entregados luego que las fuerzas vivas puedan conversar con la ministra del Interior, María Paula Romo. Ellos fueron retenidos en la comunidad de Nízag; los comuneros los acusan de atentar contra el pueblo con gases lacrimógenos cuando intentaban despejar la vía Panamericana. “Están aquí, bien atendidos, les hemos proporcionado comida y cama, pero queremos que no ataquen el pueblo”, informó Salvador Vacacela, presidente de la comunidad de Nízag.

En el coliseo de la comunidad, 142 representantes de todas las comunidades indígenas que conforman el cantón Alausí, como varios habitantes y autoridades del mismo cantón, se encuentran reunidos intentando mantener un diálogo con la ministra María Paula Romo.

“Con Alausí no se juega. ¡Carajo! Devolveremos a los militares cuando el gobierno derogue esas medidas que solo afectan a los pobres, aquí el Presidente vino en campaña y nunca más asomó, ni la gobernadora, anda escondida, y solo nos mandan a los militares a reprimir nuestra justa protesta, porque nos sentimos muy afectados”, manifestó Matilde Tenesaca, presidenta del Parlamento Indígena de Chimborazo.

50 miembros de la Fuerza Pública están retenidos por indígenas

Sus peticiones son: la derogatoria de las medidas económicas que anunció el Gobierno, la construcción de un nuevo hospital para el cantón y fomento a la agricultura, entre otros.

Vías bloqueadas, manifestaciones en diferentes puntos de la ciudad y en otros cantones donde los manifestantes no permitieron apertura de locales ni mercados, es el panorama en la provincia. En la terminal terrestre de Riobamba no existe atención, mientras quienes desean viajar deben esperar por horas que un vehículo intente realizar el recorrido hasta Quito, pero sin garantías y con un costo de 10 dólares por pasajero.

En Riobamba existe más de treinta detenidos por las protestas; los alrededores de la Gobernación, en el centro de la ciudad, fueron el escenario de batallas entre policías y manifestantes. La Coordinación de Salud confirmó la atención de tres heridos en cirugía menor, dos policías y un camarógrafo de un medio digital que resultó herido con perdigón en el tumulto. No existe al momento pronunciamiento de las autoridades sobre estos hechos.

Mientras tanto, la ciudadanía comienza a sentir el desabastecimiento de ciertos productos. “Me vendieron a 25 centavos de dólar cada plátano verde, igual a 15 centavos un guineo, no sé hasta cuándo podremos aguantar”, manifestó Elizabeth Aguirre. La población se ha volcado a los supermercados para abastecerse de alimentos con la intranquilidad de no saber qué pasará esta próxima semana cuando los indígenas amenazan radicalizar más las protestas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA