La mordida, indicio de ataque

Las mordeduras pueden dar señales del por qué un can agrede a una persona. Expertos señalan que agresiones se deben a la falta de educación.

04 mar 2018 / 00:02

El pitbull es considerado una de las razas de perros más agresivas. No obstante, la mayoría de los clanes caninos se comportan de igual manera, dependiendo de cómo ha sido educado, según dicen los expertos. Pero una mordida podría dar indicios del porqué su hostilidad.

Aunque en determinados casos, no se pueden definir los motivos por los cuales un perro ataca a una persona, normalmente, tres tipos de mordeduras dan la pauta de qué lo hizo por agredir, por pelea o por sobrevivencia, explica el capitán Luis Morales, jefe de la Unidad Canina de Antinarcóticos del Aeropuerto José Joaquín de Olmedo.

Dentro de ese contexto, señala el oficial, se podría definir la actuación del perro frente a algún evento, como el ocurrido el pasado 9 de febrero con Sandra Quishpe, quien murió tras ser atacada por cuatro perros pastor alemán, en Quito.

Una de las mordidas que más se dan son las que se producen entre canes por pelea. Cuando hacen mordidas de presa, es decir, con desgarres, señala el oficial, significa que se está enfrentando a un ser de menor nivel, por lo que los desgarros son grandes.

“Está tratando de matar a la presa, para que evite la movilidad o el escape”.

Luego está la mordida de supervivencia. “El perro va entrar a morder y salir, lo que se conoce como chasquidos o mordidas no muy profundas”, detalla el capitán. Dentro de su experiencia, los perros no tienen un comportamiento agresivo, salvo que estén cuidando su territorio o son agredidos.

Otros expertos consultados por este Diario sostienen que las agresiones se dan como consecuencia “de la mala crianza” que tienen en sus hogares.

Y, mantenerlos encerrados es una de las causas que ocasiona un mal comportamiento del can. “Una de las recomendaciones es que desde el mes y medio, el animal sea sociable, darle cariño y al mismo tiempo tratarlos como a hijos, no engreírlos tanto ni tener gran autoridad en ellos y castigarlos. Debe existir un balance”, recomienda la psicóloga Virginia Portilla, directora de la Fundación Erah.

Según la doctora Karina Tovar, el 5 % de los animales que visitan la veterinaria son agresivos, indistintamente de la raza y el tamaño. Existen razas como chihuahuas que son bastante agresivos porque han sido muy engreídos, señala.

Los expertos recomiendan que, desde temprana edad, la mascota debe ser socializada con los demás miembros de la comunidad (animales y personas) para evitar esos ataques. “No hay que amarrarlos porque eso limita su actividad y luego genera frustraciones que a la larga resultan en agresiones”, aconseja el capitán Morales.

Y para contribuir con la comunidad, el próximo 10 de marzo, el Centro Regional de Adiestramiento Canino, ubicado en el sur de la ciudad, iniciará un curso para capacitar a la ciudadanía en adiestramiento básico de mascotas.

Curso: El sábado 10, la Policía inicia un curso para el buen comportamiento de los canes en sus casas. Está dirigido a perros de 6 meses a dos años.

Ejercicios: Entre los ejercicios de socialización está caminar al lado; obediencia básica como acostarse, dar la pata, acostarse sobre su abdomen, saludar en dos patas y saltar.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA