El presidente emprende su viaje más largo

El primer mandatario estará fuera hasta enero con temas pendientes. Visitará tres países con la necesidad urgente de financiamiento.

Quito /
08 dic 2018 / 00:01

No es el mejor ‘timing’. El presidente Lenín Moreno empieza mañana su viaje al exterior más largo desde que asumió el poder, en mayo de 2017. La gira, sin embargo, llega cuando el país enfrenta dos pendientes políticos y económicos urgentes.

En total, Moreno estará fuera del territorio nacional hasta el 2 de enero. 25 días.

En lo político, por ejemplo, el primer mandatario saldrá a España, China y Catar sin tener un vicepresidente oficialmente nombrado y posesionado. La Asamblea Nacional, hasta el cierre de esta edición, no ha fijado la fecha para discutir la terna que envió el Ejecutivo para sustituir a la acusada de corrupción, María Alejandra Vicuña.

Otto Sonnenholzner, Nancy Vasco de Maldonado y Agustín Albán conforman la lista pero todavía no se escoge quién de ellos será el nuevo vicepresidente de la República. Claro que, tradicionalmente, el primer nombre de la terna es el ganador.

Moreno tampoco ha definido las asignaciones que mantendrá el tercer vicepresidente de su administración. Cuando empezó el periodo, el sentenciado Jorge Glas tenía a su cargo los sectores estratégicos. Por sus manos pasaban los cuestionados contratos petroleros, eléctricos y de minería.

Con Vicuña el trato fue diferente. Ella no asumió los temas macroeconómicos y se enfocó en la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas, tras el terremoto de abril de 2016. También asumió la dirección de la economía popular y solidaria y la ejecución de los resultados de la Consulta Popular de febrero de este año.

¿Qué funciones tendrá Sonnenholzner, Vasco o Albán? No está definido. Sobre todo, si se considera que los perfiles de cada postulante son diferentes.

Si la Asamblea, tal como anunció su titular, Elizabeth Cabezas, elige y nombra al nuevo vicepresidente en menos tiempo del programado, Moreno también se perderá la posesión del nuevo funcionario.

La conformación del gabinete y de las cabezas del Ejecutivo no son los únicos puntos que quedan en el limbo. El primer mandatario tampoco tiene un presupuesto aprobado para su gestión del próximo año. La semana pasada, el Legislativo devolvió la proforma para 2019 con cuestionamientos y pedidos de revisión. Lenín Moreno tenía diez días para revisar las observaciones y presentar un nuevo proyecto económico a la Asamblea Nacional. Entonces, el pleno contaba con diez días más para aprobar el nuevo texto. Ese trámite no ha empezado.

De hecho, Moreno tiene hasta mañana para enviar el nuevo presupuesto y esperar la respuesta legislativa. Si envía el documento, no estará para saber si su plan de gastos fue aprobado por los 137 asambleístas.

Los 46.566 kilómetros que recorrerá Moreno, durante casi un mes, servirán para justificar, en parte ese mismo presupuesto. El presidente, junto con el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, tratará de obtener nuevos préstamos de China o inversiones de España y Catar. También se intentará refinanciar la enorme deuda que heredó de Rafael Correa.

Al viajar a China, Lenín Moreno se unirá a la lista de presidentes ecuatorianos que viajaron al gigante asiático. Desde el retorno a la democracia, Oswaldo Hurtado (1984), Sixto Durán Ballén (1994), Jamil Mahuad (1999), Gustavo Noboa (2002), Lucio Gutiérrez (2003) y Rafael Correa (2007 y 2015) han visitado China para obtener préstamos y fortalecer las relaciones.

De ellos, el más exitoso, al menos en términos de endeudamiento, fue Rafael Correa. Él consiguió el financiamiento de sus obras emblemáticas -la mayoría cuestionada por la Contraloría General del Estado y en investigación de la Fiscalía por sobreprecios, irregularidades y casos de corrupción- y prevendió el petróleo ecuatoriano para financiar su creciente gasto público. Cerca de 8.000 millones de dólares es la deuda reconocida con China.

Es precisamente ese uno de los temas que se abordarán durante el viaje.

La gira presidencial, sin embargo, podría detenerse abruptamente. En la historia reciente, dos presidentes tuvieron que interrumpir viajes por conmoción nacional. En abril de 2016, Correa regresó de Europa por “la mayor tragedia de los últimos 67 años”. El terremoto que afectó a Manabí y Esmeraldas.

Moreno, de su parte, tuvo que regresar de Perú tras la noticia del secuestro de tres periodistas ecuatorianos en la frontera con Colombia. La situación obligó al retorno urgente del presidente para conocer la situación con el grupo disidente de las FARC.

José Agusto Briones está al frente

Por ley, el presidente Lenín Moreno no está obligado a encargar la Presidencia de la República. El único cargo que se concretó en los últimos días es el de las funciones del vicepresidente. José Agusto Briones, actual secretario de la Presidencia, está a cargo de las tareas y asignaciones que se entregaron a María Alejandra Vicuña cuando reemplazó al exvicepresidente Jorge Glas.

Los viajes

El más viajero

Durante su gestión, el expresidente Rafael Correa realizó más de 135 viajes. Según los datos históricos, fue el presidente que más recorridos realizó. Claro que, también fue el que más tiempo estuvo en el poder.

Moreno

El actual presidente también presenta una extensa agenda viajera en sus 18 meses en el poder. Colombia, Perú, Japón, Italia, Estados Unidos y España fueron algunos de los destinos. España aparece como uno de sus destinos más repetidos.

Irregularidad

Los viajes del avión presidencial en la era Correa son cuestionados por la Contraloría General del Estado. Hay irregularidades en los destinos, las comitivas y hasta los propósitos para los que fue utilizado el medio de transporte.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA