Aliados de Moreno piden reconfigurar la Asamblea

Los legisladores buscan una nueva mayoría para concretar los cambios. Los disidentes de AP piden respeto a los plazos.

18 ene 2018 / 00:00

El ‘mapa político’ del Legislativo va camino de modificarse. Con la confirmación de la ruptura del movimiento Alianza PAIS (AP) se reactivaron ayer, en la Asamblea Nacional, los pedidos de reestructuración de las comisiones permanentes y del propio Consejo de Administración Legislativa (CAL).

¿Los más interesados? Los integrantes del Bloque de Integración Nacional (BIN) que el 6 de enero pasado aportaron con 14 votos para que María Alejandra Vicuña asuma la vicepresidencia de la República, en reemplazo de Jorge Glas, condenado a seis años de prisión por asociación ilícita.

A falta de pleno y con la suspensión, a última hora, de la reunión de la Comisión de Fiscalización, el tema de la reestructuración acaparó la atención de los pocos legisladores que llegaron ayer a la Asamblea. “No solo que es posible, es necesaria” repetía Eliseo Azuero, integrante del BIN.

“Pero no solo se deben reformar las comisiones, también el CAL que ha sido uno de los instrumentos de bloqueo de la acción legislativa de la Asamblea”, le dijo a EXPRESO.

Para esto, se viene trabajando en la conformación de una nueva mayoría en la que estarían los 70 legisladores que allanaron el camino para Vicuña. Aunque no se descarta que el número aumente incluso con algunos correístas que se arrepientan de desafiliarse de AP en el último momento.

Si se concreta ese nuevo bloque, la correlación de fuerzas en la Asamblea cambiará considerablemente. Eso tiene claro el asambleísta de Unidos por Pastaza y miembro del BIN, Raúl Tello, que se adelantó ayer a decir que la nueva conformación de las comisiones debe tener en cuenta “la proporcionalidad y la representatividad de las bancadas en la Asamblea”.

Mientras eso se ‘cocina’ a fuego lento, a los bloques de oposición, el movimiento CREO y el Partido Social Cristiano (PSC), no les hace mucha ilusión la posible modificación, aunque se mantienen a la expectativa del desenlace de esta propuesta.

Roberto Gómez, coordinador de CREO en la Asamblea, manifestó ayer a este Diario que dentro de la agenda legislativa del movimiento no está impulsar la reestructuración de comisiones, aunque no descarta que la analizarán si alguien más lo propone. “Sí sería bueno que las comisiones sean reestructuradas de manera que se refleje la realidad actual del pleno”, dijo.

¿Cuál sería el mecanismo para ejecutar esas modificaciones? Hay dos caminos, según los legisladores. Luis Fernando Torres, del PSC, dijo que esto lo puede hacer la propia comisión al cambiar su mayoría interna.

Pero, el asambleísta de Alianza PAIS, Daniel Mendoza, considera que la mejor vía para hacer los cambios es llevando cada caso al pleno de la Asamblea y que sea una mayoría “funcional y permanente” la que decida el futuro de las comisiones.

Sin embargo, Torres no cree que este sea un buen momento para hacer reformas. “Toda la ciudadanía está muy atenta de lo que pasa en la Asamblea y si antes de la consulta popular a alguien se le ocurriera cambiar las comisiones, a muchos ciudadanos les puede dar la impresión de que hay un reparto de puestos”, advirtió Torres.

También a la expectativa están los asambleístas correístas que desde ayer forman parte de los “independientes” en la Asamblea. Al menos, seis comisiones legislativas están presididas por los disidentes de PAIS.

Para Franklin Samaniego, esto no debería cambiar hasta mayo de 2019, cuando se cumplen los dos años que estipula la ley legislativa como plazo para elegir nuevas autoridades.

“Nosotros tenemos 30 asambleístas de la Revolución Ciudadana (no reconocido por el Consejo Nacional Electoral) y vamos a reclamar nuestro espacio al interior de la Asamblea”, aseguró Samaniego.

Las comisiones

Educación

Junto a la de Fiscalización es una de las más cuestionadas por los asambleístas de oposición. Está dirigida por Augusto Espinosa, que forma parte de los legisladores que se desafiliaron de Alianza PAIS y apoyan al expresidente Rafael Correa.

Trabajadores

Otra asambleísta cercana al expresidente Correa es Liliana Durán, que dirige la comisión de los Trabajadores. Ella consta en el primer grupo de militantes de PAIS que demandó su desafiliación del movimiento ante el Consejo Electoral.

Económica

La comisión está dirigida por Pabel Muñoz, que ocupó varios cargos en el gobierno del expresidente, Rafael Correa. En la Asamblea, los legisladores de oposición, lo ubican como uno de los más abiertos a dialogar dentro del bloque alineado a Correa.

Justicia

La presidencia de esta comisión es de Marcela Aguiñaga, que desde ayer es parte del bloque escindido. Algunos asambleístas, incluso de oposición, defienden su actuación en este espacio, pero otros la critican por su cercanía con la década pasada.

Internacional

Doris Solís, una de las más fervientes militantes de la década pasada, está al frente de esta comisión. Ella ha cuestionado varias de las propuestas del presidente Lenín Moreno, incluyendo tres preguntas de la consulta popular.

Salud

La comisión de Salud está presidida por el médico Willian Garzón que también decidió alinearse con los asambleístas disidentes que ahora buscan formar el movimiento revolución ciudadana que se proyecta como un bloque opositor al gobierno de Moreno.

Reestructuración

La deuda de Fiscalización

Fue la gota que derramó el vaso. La Comisión de Fiscalización es firme candidata a ser la primera en ser reestructurada.

Ayer debía reunirse a las 10:00 para escuchar al ministro de Trabajo, Raúl Ledesma. Pero, Lira Villalba (AP) pidió que se incluya un análisis de las confesiones del exlegislador Raúl Patiño y se explique por qué no se ha plasmado por escrito la decisión de no conocer sobre el juicio político a Jorge Glas.

Media hora antes, la presidenta de la Comisión, María José Carrión, informó que se suspendía la sesión porque Ledesma se excusó de llegar. Dijo, además, que no cabe ninguna resolución sobre el tema Glas, porque violentaría la ley.

Por este tipo de acciones, el asambleísta de CREO, Homero Castanier anunció que pidió a Contraloría y la Corte Constitucional un informe sobre la actuación de Carrión, como paso previo a pedir su salida de la Comisión.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA