Cancillería: “La defensa de Assange no concurrió a la incautación de sus pertenencias”

Assange permaneció refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde junio de 2012 hasta el pasado abril, cuando Quito decidió suspender el asilo.

24 may 2019 / 12:41

La Cancillería ecuatoriana, a través de un comunicado, explicó el procedimiento legal para la incautación de los bienes del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en la embajada de Ecuador en Londres, diligencia a la que no concurrió la defensa del australiano pese a haber sido notificada. La cartera de Estado reiteró que la Fiscalía General de Ecuador llevó adelante el procedimiento judicial bajo el amparo de la legislación nacional, los tratados internacionales aplicables y las disposiciones del Código Orgánico Integral Penal. “Estas reglas de actuación judicial han regido la diligencia de incautación de las pertenencias del señor Julian Assange, que se cumplió el 20 de mayo de 2019, dispuestas por un juez ecuatoriano”, acota el comunicado.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, reza el comunicado, solicitó a la Fiscalía General de Ecuador, a través de un pedido de asistencia legal mutua, la práctica de determinadas diligencias procesales relacionadas con los bienes de Assange. Esto bajo la base de la cooperación judicial y de los tratados internacionales en la materia, en particular de la Convención Interamericana sobre Asistencia Mutua en Materia Penal. Una vez obtenida la orden judicial, la Fiscalía notificó al procurador legal del australiano ahora detenido en Reino Unido acerca de la incautación de sus pertenencias, así como la fecha en la que se iba a practicar la referida diligencia en Londres. “La defensa del señor Assange no concurrió a la diligencia. Los bienes incautados serán enviados al Ecuador, a la sede de la Fiscalía General del Estado, en cadena de custodia, a fin de continuar con los procedimientos legales correspondientes”, incluye el documento oficial.

El documento se publica días después de que el relator de Naciones Unidas sobre la intimidad, Joseph Cannataci, manifestara su “grave preocupación” por la decisión del Gobierno ecuatoriano de entregar a la Justicia estadounidense las pertenencias personales del fundador de WikiLeak, detenido desde el 11 de abril en Londres. “El derecho a la privacidad, otros derechos humanos, y especialmente la libertad de expresión, corren peligro si parte del material de Assange cae en manos equivocadas”, destacó Cannataci en un comunicado, en el que señaló que también debería garantizarse la protección de ciertas fuentes confidenciales y denunciantes.

El relator se mostró “decepcionado por la falta de respuesta oportuna del Gobierno de Ecuador” después de que se ofreciera a proporcionar la asistencia de expertos imparciales para supervisar el registro de las habitaciones de la embajada en Londres en las que vivió Assange durante casi siete años. “También estoy decepcionado por la falta de respuesta oportuna de Ecuador a mi propuesta de visitar Quito y evaluar más a fondo la queja que recibí del presidente Lenin Moreno sobre una violación de su derecho a la privacidad”, añadió el relator

Assange permaneció refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde junio de 2012 hasta el pasado abril, cuando Quito decidió suspender el asilo y la Policía británica lo detuvo por violación de medidas cautelares. La Justicia británica debe decidir sobre su extradición a Estados Unidos, donde se le acusa de un delito contra la seguridad nacional, o a Suecia, donde se ha reabierto la investigación por violación en contra de Assange, quien ahora está en una cárcel de máxima seguridad londinense. Además de otros 18 nuevos cargos que presentó Estados Unidos ante un gran jurado del Estado de Virginia.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA