Jorge Glas: “Si me llaman iré a la Comisión de Fiscalización”

El segundo mandatario anuncia que no dejará su cargo

07 jun 2017 / 00:02

Cree que está sufriendo la venganza de Odebrecht. El vicepresidente Jorge Glas proclama su inocencia en la trama de corrupción denunciada por los supuestos sobornos pagados a funcionarios públicos, entre 2007 y 2016.

El segundo mandatario aseguró, ayer en una entrevista radial, que no fue parte de ningún contrato firmado con la constructora brasileña. Tampoco, dijo, mantiene relación con su tío, Ricardo Rivera, detenido desde el viernes por supuesta asociación ilícita. La última vez que lo vio, contó, fue en la campaña electoral.

De todas maneras, Glas hizo su propia pesquisa: “Ningún contratista me dio quejas, he preguntado en los ministerios si lo conocen, no tengo respuesta”, aseguró.

Y, en la misma línea de discurso que ha mantenido desde hace meses, el vicepresidente repitió que ha sido investigado ‘por los ocho costados’ y no se han encontrado irregularidades. “No he tomado un dólar”, proclamó.

¿Por qué se siente perseguido? Glas cree “hay dos cosas que Odebrecht no me va a perdonar nunca”.

La primera, haberla expulsado en 2008 y que, luego de conocerse el informe de EE. UU. sobre las coimas, se haya decidido no pagar facturas pendientes por 100 millones de dólares. La segunda, haber retenido también 27 millones, en bonos de energía dijo Glas, que habían negociado en el Gobierno de Gustavo Noboa. “No se van a pagar”, dijo. Según él las decisiones del Gobierno le han costado 200 millones a la brasileña.

Con ese convencimiento, Glas asegura que no dejará su cargo ni siquiera temporalmente. Dijo estar dispuesto a comparecer en la Asamblea. “Si me llaman iré a responder a la Comisión de Fiscalización, hablaré con los compañeros asambleístas. Acudiré a todas las instancias que tenga que acudir”, ofreció. IGF

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA