Japón ayudará en la televisión digital terrestre

Se aprueba la norma técnica sobre los 32 canales digitales

07 sep 2015 / 22:40

Ecuador empezará el proceso para el cambio de una televisión analógica a una digital el 31 de diciembre de 2016. Entonces comenzará el proceso de ‘apagón digital’ en el que la televisión, tal y como se emite en estos momentos, no volverá a encenderse. Provincia por provincia se irá apagando la emisión analógica y se sustituirá por una televisión, similar al cable, pero gratuita. Para ello, los ciudadanos deberán adquirir un televisor con sintonizador integrado o un decodificador aparte. Y para ello también, el país recibirá la ayuda en forma de donación de Japón. Ecuador, en notas enviadas entre los representantes diplomáticos de ambas naciones y publicadas en el Registro Oficial, recibirá casi 722.000 dólares para la adquisición de equipos para la capacitación de la Televisión Digital Terrestre. La compra de estos productos y servicios con el importe aportado por Japón no incluye el pago de aranceles o cargas aduaneras y fiscales. Esta nueva televisión, con 32 canales físicos de 6 MHz de ancho de banda, quedó implantada en la Ley de Telecomunicaciones y ahora está desarrollada a nivel técnico en una norma donde se indica cómo será la señal y la distribución de los canales. Arcotel será el ente regulador del proceso de cambio de televisión analógica a digital. El proceso de apagón se realizará, como en otros países del mundo y de la región, de manera progresiva. Comenzará con las grandes ciudades -Quito, Guayaquil y Cuenca- en el 2016 y continuará con varias capitales de provincia en 2017. El proceso para el cambio a la señal digital -que adoptó el modelo japonés ISDB-Tb con mejoras brasileñas- concluirá en 2018. Entonces toda emisión de televisión será digital y quienes no hayan adaptado sus televisores no recibirán la señal. SE

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA