Egas: “El país ha perdido tiempo y con ello competitividad e inversiones”

Esta semana se anunció que Ecuador reactiva el Consejo de Comercio e Inversiones con EE. UU. en la primera quincena de noviembre de este año.

28 oct 2018 / 00:00

El presidente de la Corporación de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Corpei), director principal de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana de Guayaquil y exministro de Industrias en el Gobierno del presidente Rafael , Eduardo Egas analiza cuánto camino hay que recorrer todavía hasta que Ecuador logre firmar un acuerdo comercial con Estados Unidos, su principal socio de comercio internacional.

- ¿El que Ecuador reactive el diálogo con el Consejo de Comercio e Inversiones de Estados Unidos impulsa un acuerdo comercial con este país?

- Para noviembre está prevista una reunión dentro del Consejo de Comercio e Inversiones de EE. UU. Ese es un mecanismo de diálogo. Pero todavía no está nada previsto en el inicio de un acuerdo comercial; ni una propuesta concreta de Ecuador, ni un manifiesto de parte de Estados Unidos. La reunión de noviembre tiene que ver con sentarse las dos partes para pasar revista a una serie de situaciones que pueden estar entorpeciendo o favoreciendo la relación comercial y de inversiones entre los dos países. Esa comisión también sirve para que Ecuador pueda manifestar su interés para ir más allá de soluciones de problemas y buscar nuevos mecanismos que relancen la relación comercial con EE. UU.

- ¿Cuáles pueden ser esos mecanismos?

- Puede ser la posibilidad de renegociar un tratado bilateral de inversión, que hoy no lo tenemos porque renunciamos hace algunos años, y también podría ser que manifieste su interés de iniciar un proceso de negociación comercial. Es decir, la mesa está abierta y dispuesta para escuchar nuevas propuestas que relancen e incrementen las relaciones comerciales entre las dos naciones.

- ¿Cuáles son los temas que le interesan a Ecuador tratar?

- La agenda todavía se la está definiendo. Pero me puedo aventurar a decir que Ecuador está más inquieto por preservar el sistema general de preferencias porque, aunque ahora tiene un acuerdo a tres años, cada año debe ser revisado. Ya se abrió el proceso de revisión para ver si Ecuador puede seguir gozando de esas preferencias. Ecuador puede que quiera aumentar la lista de productos que tienen la preferencia. También debe estar en la agenda establecer mecanismos para llegar a un acuerdo de seguridad que garantice las inversiones americanas en nuestro país. Ponernos de acuerdo en donde se puedan solucionar problemas. Un tercer punto que Ecuador debe plantear es negociar un acuerdo comercial para no seguir dependiendo de las preferencias de aranceles.

- ¿Y por el lado de EE. UU.?

- No va a faltar el interés de discutir sobre el tema de propiedad intelectual, algunas barreras técnicas al comercio que todavía subsisten de la política ecuatoriana. El interés de ellos es trabajar en la percepción económica sobre el sistema judicial ecuatoriano, o sea cómo van los procesos de rectificación de los casos de corrupción, de un Poder Judicial mucho más independiente, menos corrupción y todo lo que implique seguridad jurídica; esto va a incluir mecanismos para resolver disputas. Entonces, aunque no se debería tratar porque es una mesa de diálogo de comercio e inversión, no me extrañaría que EE. UU. también trate sobre la seguridad en el tema del narcotráfico y terrorismo. Y por último, creo que EE. UU. tratará algunos temas que tendrán que ver con el sistema de justicia, casos como Chevron, caso de la farmacéutica Merck (en el 2003 hubo una disputa entre dos empresas privadas, por la compra de una pequeña planta de medicamentos, y la farmacéutica pide indemnización a Ecuador por el fallo que dio el sistema judicial). Es posible que también se trate el asilo de Julian Assange. En tal caso, esa agenda estaría por determinarse en estas semanas.

- ¿Desde cuándo Ecuador participa en este Consejo?

- La suscripción se hizo en 1990 y ha tenido una sola reunión en su vida, que fue en noviembre de 2009. Después de nueve años habría la segunda reunión.

- ¿Qué se ha perdido por no tener esas reuniones en menos tiempo?

- Ecuador ha perdido competitividad, presencia y participación en el mercado de EE. UU., aunque todavía es nuestro principal comprador; tenemos una balanza comercial a favor de Ecuador, pero nuestras exportaciones hacia ese destino han bajado de manera paulatina. Es decir, nuestro volumen de comercio ha venido disminuyendo y eso es peligroso, porque es una fuerte planilla. Por otro lado, en este tiempo que no nos hemos sentado a resolver nuestros problemas se ha tenido que hacerlo por otras vías, en las que no nos ha ido muy bien; porque una serie de reclamos de empresas de Estados Unidos han terminado en juicio y el país ha perdido y por ello ha tenido que pagar mucho dinero, dólares que hubieran ayudado a mantener escuelas, hospitales o hasta apoyar al sector exportador, para no perder su presencia en los mercados de afuera.

- La directora para Bolivia, Ecuador y el Caribe de la Oficina Representante de Comercio de Estados Unidos está en Quito. ¿De qué se está conversando?

- En este momento que estamos conversando se está desarrollando la reunión de la señora Magaly Clavijo García con el sector privado. Este sector quiere ser y va a ser un partícipe muy activo en cualquier proceso de negociación con Estados Unidos. No hay que dejar la responsabilidad solo al Estado, porque las negociaciones tienen un alto componente del sector privado. El Gobierno de EE. UU. avanza en función de los intereses del sector empresarial. Por lo tanto, las negociaciones no son solo entre los dos gobiernos, sino entre los grandes grupos que tienen interés en Ecuador y son los que van a determinar la posición final del Gobierno estadounidense.

- Hay un acuerdo con la Unión Europea. ¿Cómo ello puede ayudar en las pretensiones que hay con EE. UU.?

- Eso nos ayuda a ser más eficientes ahora. Ya aprendimos a llegar a un acuerdo comercial interno para luego hacerlo con otro país, en este caso un bloque. Participaron diversos grupos, empresarios, jueces, asambleístas, etc.

- Si las cosas fluyen como se anhela, ¿en qué tiempo habría un acuerdo comercial con EE. UU.?

- Esa es la pregunta más difícil, porque uno tiene que ver primero el interés de la otra parte y entender la situación de ellos. En la actualidad EE. UU. está concluyendo las negociaciones con México y Canadá; tiene problemas comerciales con China; tiene puesto sus ojos en Mercosur. Entonces hay que ver si somos prioridad, aunque Ecuador puede aportar al bienestar de Estados Unidos y al revés. El otro entorno es que Estados Unidos empieza pronto el período de campaña electoral para escoger el Congreso y en ese tiempo suele alejarse de cualquier tema que implique mover el piso. Eso juega a nuestra contra. Pero si hay la voluntad se puede dar, sobre todo si Ecuador llega pronto a un acuerdo interno de los puntos del acuerdo.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA