La Interpol emitió una alerta azul contra el prófugo Alvarado

El grillete electrónico que portaba el exsecretario de Comunicación del régimen anterior no reportó las anomalías. Los funcionarios a cargo serán investigados.

Quito /
22 oct 2018 / 00:00

Todo estaba funcionando, pero nada sirvió. El sábado, el exsecretario de Comunicación Fernando Alvarado burló a las autoridades nacionales y dejó su grillete de seguridad -colocado como medida preventiva por las investigaciones de corrupción en su contra- en una quebrada de Quito. No hubo alertas, nadie informó del suceso, nadie asumió responsabilidades.

El Gobierno actuó reactivamente y prometió acciones que aún no se concretan. Ayer, en rueda de prensa, María Paula Romo (ministra del Interior), Paúl Granda (ministro de Justicia) y Andrés Michelena (secretario de Comunicación) prometieron medidas cautelares, enajenación de bienes y nuevas investigaciones. Claro que, antes, necesitan que la función judicial concrete, por ejemplo, la enajenación de los bienes de los familiares cercanos del hombre fuerte de Correa.

La pregunta central, sin embargo, no fue respondida: ¿cómo se fugó Alvarado? Los funcionarios repitieron que el grillete no encendió alarmas para notificar que fue abandonado. Tampoco se activó una alerta cuando estuvo horas en una quebrada. O al menos, ningún funcionario lo advirtió.

Es más, fue el propio Alvarado quien notificó que dejó el aparato. Los sistemas no detectaron irregularidades. Eso, prometió Granda, se investigará.

El activista Fernando Villavivencio dice al respecto que el dispositivo está articulado con el 911 y la Policia. “Apenas yo quería pasar el límite provincial la policía me interceptaba”, recuerda el también periodista, quien fue obligado a usar el grillete, al estar enjuiciado por el régimen de Rafael Correa.

El prófugo confirmó a EXPRESO que no está en el país y que su abogado informará novedades. El Gobierno, sin embargo, no acepta su salida del país.

La medida preventiva, en crisis

Granda evitó criticar el comportamiento de las autoridades judiciales, pero reconoció que puede ser un error entregar medidas como el grillete a personas que tienen riesgo de fuga. Alvarado es un ejemplo. Él espera que la situación permita que las autoridades revean su sistema.

Romo anunció, en cambio, que tras la audiencia en la que se dicte la orden de prisión para Alvarado se podrá incluirlo en la lista de “Los más buscados”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA