Policías retenidos por indígenas fueron liberados

Miembros de la Policía Nacional fueron entregados a personal de Naciones Unidas y la Defensoría. Momentos de tensión se produjeron tras la entrega.

Quito /
10 oct 2019 / 20:17

Equipos periodísticos de diferentes medios de comunicación (27 en total), entre ellos uno de diario Expreso, así como ocho policías, permanecieron retenidos en Quito donde fueron convocados a una rueda de prensa por la dirigencia indígena.

Una vez allí, ante 5.000 miembros del colectivo indígena, se ordenó la retención y, como gesto reivindicativo, se pidió a los medios que hagan conexión en vivo para denunciar el nivel de violencia que, según el movimiento, están recibiendo por parte de las fuerzas del orden.

Con la retención, el movimiento indígena radicalizaba su forma de protesta ante los recortes económicos y la liberalización del precio de la gasolina extra y diésel, tras haber protagonizado ayer una jornada de marchas y paro nacional ordenada y mayoritariamente pacífica.

Le decisión de retener a policías y periodistas se tomó la mañana de este 10 de octubre de 2019 en el Ágora de la Casa de la Cultura, donde hubo un minuto de silencio por el dirigente indígena fallecido hace dos días.

Se anunció que se aplicaría la justicia indígena como represalia. Para que puedan visibilizar el tenso episodio, los comunicadores tuvieron acceso a sus equipos de transmisión y celulares.

A policías y periodistas los mantuvieron divididos. Los uniformados se colocaron sobre una tarima mientras que a la gente de prensa, (camarógrafos, asistentes, fotógrafos y periodistas) se les ubicó en la parte de adelante del escenario, custodiados por un cordón de indígenas que llevaban palos, cabrestos y lanzas que formaron un cerco que evitaba que salgan del lugar.

Los periodistas que dijeron estar de forma voluntaria en la Casa de la Cultura de Quito, hablaron coaccionados, según reportaron los colegas desde dentro: “¿Entre más de 5.000 mil indígenas vas decir otra cosa a que era voluntario? Dices lo contrario y te linchan”.

El líder indígena, Leónidas Iza, anunció que iba a mantener a los periodistas en el lugar para que se transmita todo lo que estaba ocurriendo. “Desmentimos que hayamos llegado a un acuerdo con el Gobierno. Nos han atacado y ahora ustedes periodistas van a acompañarnos en esta lucha”, afirmó mientras miles de indígenas que se encontraban en el lugar avivaban.

En el lugar se improvisó una rueda de prensa en la que intervinieron los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y del Frente Unitario de los Trabajadores (FUT). Jaime Vargas, presidente de la organización indígena, rechazó las afirmaciones del Gobierno de que hay diálogos con la dirigencia y que habría adelantos en los acuerdos.

“No hay ningún acuerdo y que no se han sentado para acordar nada. Si no se deroga el decreto 883 que eleva el precio de los combustibles no dialogaremos”, sentenció.

Iza al retomar el discurso señaló que hay cinco personas muertas y que se espera que sus cadáveres llegue hasta el Ágora de la Casa de la Cultura, para ser velados en una misa campal.

Afirmó que entre los fallecidos están: Inocencio Tucumbi de Cotopaxi, quien habría sido pisoteado por la caballos la noche miércoles 9 de octubre. También entre los muertos estaría, José Chaluiza.

Desde la Dirección General de Operaciones se dispuso al personal policial que se abstenga de tomar procedimiento o circular por las inmediaciones de las universidades Salesiana, Central, Simón Bolívar ya que está declarado por Derechos Humanos como zona humanitaria para los indígenas.

Se dispuso que los uniformados tomen medidas de precaución para evitar ser retenidos por manifestantes a fin de precautelar su integridad física, así colmo la destrucción de recursos logísticos.

La Dirección de Operaciones recordó a los uniformados que la actuación policial se fundamentaría en los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad y en estricto cumplimiento de Derechos Humanos.

En la Casa de la Cultura, el dirigente indígena Jaime Vargas negó diálogos con el gobierno como había anunciado la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Policías y equipo de EXPRESO recuperaron su libertad

Alrededor de las 19H30, la Conaie entregó a los policías retenidos a los delegados de las Naciones Unidas y la Defensoría del Pueblo. Momentos de tensión se produjeron tras la entrega de los gendarmes; personas que, al parecer, no serían parte del movimiento eran las que más se oponían a la entrega.

Los policías que estuvieron en el lugar son: Cristhian Rueda, Edison Enríquez, Wilson Satuquinza, Eduardo Yánez, Carlos Sangoquiza, Darwin Larraga, Jessica Lechón y Jorge González.

Asimismo, Rhonny Rodríguez, periodista de EXPRESO, se encontraba entre los 27 comunicadores retenidos dentro del Ágora de la Casa de la Cultura. Alrededor de las 17:00, Rodríguez fue liberado junto al fotoreportero que lo acompañaba en cobertura, sin haber recibido agresión alguna. Más temprano, vía telefónica, contó que los periodistas estaban cercados en un espacio reducido del que no podían salir; tampoco habían recibido agua ni comida.

Según Fundamedios, 72 comunicadores han sido agredidos durante la cobertura de las manifestaciones. Entre ellos, el periodista de televisión Freddy Paredes, quien recibió un impacto de piedra en los exteriores de la Casa de la Cultura, la tarde de este jueves.

A través de redes sociales, la organización informó además que el presentador fue trasladado a un hospital al norte de la capital. Tiene fractura en la clavícula y rotura en la parte posterior de la cabeza, según indica en una publicación en Twitter.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA