La Independencia tiene sus símbolos

Cinco monumentos reflejan la gesta del 9 de Octubre - Estas obras de arte son sitios obligados para recorrer la historia

07 oct 2015 / 23:27

La lucha independentista es un símbolo que nadie se lo quita a Guayaquil. Aquello quedó sellado el 9 de Octubre de 1820. La gesta de los patriotas es reconocida en los monumentos, que se han convertido en obras de arte y al mismo tiempo en íconos de la ciudad. monumento a los próceres de Octubre 1.Se constituye en el elemento principal de la Plaza Cívica, situada en el parque Forestal. En los 6.400 metros cuadrados está el monumento que surge del agua de una fuente, que representa al río Guayas. Simboliza el valor, la libertad y la lucha para obtener la independencia. En sus paredes están plasmados los nombres de los patriotas que fueron parte de la hazaña. A un lado está el monumento a la Patria Joven, símbolo de una naciente libertad, la que debe cuidarse para preservarla. El autor es el pintor y escultor Oswaldo Guayasamín. Monumento a José Joaquín de Olmedo 2.Con la mirada al río y sentado en actitud de inspiración mientras sostiene una pluma en su mano derecha y en la izquierda el Poema de Junín, así observamos la estatua trabajada en bronce que resalta en medio de la plaza Olmedo. La obra tiene 8,17 metros de altura y pesa 11 toneladas. El monumento fue inaugurado el 9 de octubre de 1892, siendo su autor el escultor francés Jean Alexander Falguiere, mientras su coterráneo George Chedanne diseñó el pedestal de granito en que se asienta. La obra está en medio de un redondel en el que resaltan dos cañones. Obelisco de la Aurora Gloriosa 3.Es una inspiración del cántico de José Joaquín de Olmedo, quien a través de sus versos exalta la aurora del 9 de Octubre de 1820. Se trata de una obra elaborada de mármol translúcido. Su estructura piramidal nace en una pequeña laguna, en alusión a la importancia portuaria de Guayaquil. Según reseña del periódico El Patriota de 1821, fue en ese año que José Joaquín de Olmedo, durante la Junta Provisional de la entonces Provincia Libre de Guayaquil recomendó que se levantara el obelisco en el muelle de la ciudad porteña, en homenaje a la gesta libertaria. La obra se concretó 179 años después en el malecón Simón Bolívar y 10 de Agosto, durante la administración municipal de León Febres-Cordero. La Fragua de Vulcano 4.El 25 de julio del 2005 fue inaugurado el monumento que simboliza la reunión secreta celebrada en la casa de José de Villamil, el 1 de octubre de 1820, que marcó el inicio de la gesta libertaria. Fue José de Antepara quien bautizó al encuentro ‘La fragua de Vulcano’, relacionándolo con el dios romano del fuego y del metal. El monumento lo elaboró el español Víctor Ochoa y lo conforman tres elementos que se relacionan en su concepción armónica, encabezada por la figura de José Joaquín de Olmedo y en los costados están los próceres que acudieron al histórico encuentro. La obra elaborada en bronce está asentada en la calle Clemente Ballén y malecón Simón Bolívar, siendo uno de los sitios obligados de la agenda festiva de los guayaquileños. La columna de los próceres 5.Entre los 8.875 metros cuadrados de la plaza del Centenario se destaca el monumento, que tiene 27 metros de alto y un peso de 22,5 toneladas. El monumento fue diseñado por el artista español Agustín Querol, siendo inaugurado en el centenario de la Independencia. Está elaborada de granito, mármol rosa y mármol blanco. La columna está constituida por tres elementos: 1) La base tiene cuatro figuras que señalan los cuatro puntos cardinales y que corresponden a los personajes de la Independencia: José Joaquín de Olmedo, León de Febres-Cordero, José de Villamil y José de Antepara. 2) El fuste resalta los nombres de los patriotas, el texto del Acta de la Independencia y la alegoría de un pueblo que asciende hacia la libertad. 3) En el capitel se destaca una estatua representando la Patria sosteniendo el faro de la libertad.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA