El IESS almacena medicinas caducadas

Los medicamentos servían para el cáncer, VIH y diabetes. Hay un análisis en marcha.

Quito /
11 oct 2018 / 00:01

Las bodegas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) guardan medicamentos caducados. Son fármacos para atender enfermedades graves como el cáncer, VIH y la diabetes. En total, hay más de un millón de dólares en medicinas que no se podrán utilizar para atender a los afiliados.

El hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil es el caso más alarmante. En sus inventarios se registran medicamentos para el cáncer y para reducir los efectos negativos de la quimioterapia caducados desde noviembre de 2017. Las autoridades del lugar, sin embargo, no iniciaron los trámites para canjear esos productos por nuevos.

El hospital firmó un contrato de compra de medicinas con la empresa privada Ginsberg para la provisión de medicinas entre 2015 y 2016. A ellos no se les solicitó el canje pese a que eso estaba estipulado en el acuerdo.

En dinero, el medicamento caducado en la mayor casa de salud del IESS, en Guayaquil, suma 1’035.780,54 dólares.

La información es parte del informe borrador de la Contraloría General del Estado que analiza las compras de medicinas del Seguro Social de 2013 a 2018. La situación también refleja irregularidades en Machala, Esmeraldas y Portoviejo.

En el Hospital Básico de Esmeraldas, por ejemplo, hay 44.262 dólares en medicinas caducadas para atender a pacientes con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). En el Hospital General de Portoviejo, en cambio, las unidades para tratar la leucemia expiradas suman 1.683 dólares.

Los pacientes con diabetes del Hospital General de Machala no recibieron su medicación y esta se caducó en las bodegas desde febrero de 2017. Son 1.099 dólares en pérdidas.

Los representantes de las casas de salud involucradas aseguran que tienen pruebas de su labor oportuna. Sin embargo, esa defensa aún no llega a la Contraloría General porque, según explicaron los voceros que asistieron a la lectura del documento preliminar, se envió por la empresa pública Correos del Ecuador.

Las pruebas y textos de defensa podrán llegar al ente de control hasta el miércoles 17 de octubre. Después de esa fecha, la Contraloría continuará los trámites para determinar glosas y responsabilidades civiles, administrativas o penales.

Gustavo Dávila, presidente de la Fundación Jóvenes contra el Cáncer, cree que el cobro de glosas es necesario, pero descuida un aspecto: “¿quién paga por las muertes de los pacientes que no recibieron su medicamento a tiempo?”.

Dávila, en diálogo con EXPRESO, mostró su indignación por el manejo administrativo que se da a la situación médica que atraviesan varios afiliados al Seguro Social. Explicó que ellos reclaman al Estado por 50.000 dólares en medicinas y, por otro lado, el IESS desperdicia más de un millón de dólares en fármacos urgentes.

Jóvenes Contra el Cáncer, ante los actos de corrupción en el sistema médico nacional, propuso al Consejo de Participación Ciudadana transitorio que, mediante un proyecto de ley, se permita utilizar el 25 % de los recursos recuperados por estos delitos para la atención de pacientes con enfermedades catastróficas. El tema está en análisis.

La medicina en el IESS

Nacional

EXPRESO publicó el 8 de agosto, que la compra de medicinas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), entre 2016 y 2018, fue de 533,1 millones de dólares.

La nota especificaba, además, que Guayas es una de las provincias con mayor contratación.

Proveedores

Desde 2016, el IESS tiene registrados 698 proveedores para la compra de medicamentos. Quifatex, Novartis, RRP Golden Integra Importadora, Leterago del Ecuador, Pfizer, Medicam Health Solutions, Ginsberg Ecuador, Merck Sharp and Dohme y Grünenthal Ecuatoriana, son los principales.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA