El IESS es un ‘paciente crítico’

La entidad gasta más de lo que recibe. El Gobierno anuncia acciones después de un año y nueve meses. Se estudiará el alza de aportaciones.

Quito /
10 ene 2019 / 00:08

La Seguridad Social se está “desangrando”, en palabras del Gobierno. Las autoridades reconocen que los gastos superan a los ingresos y que el desorden administrativo pasa una factura difícil de manejar. Solo en el seguro de pensiones, que garantiza recursos para los jubilados, hay un déficit mensual de 90 millones de dólares.

De mantenerse el modelo actual, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) no será sostenible en el mediano plazo.

Paúl Granda, presidente del directorio de la entidad, habló con los medios de comunicación sobre el estado del seguro. Dijo que las decisiones tomadas en gobiernos anteriores, sobre todo en la era de Rafael Correa, complicaron la situación. Se creó la percepción de una “falsa riqueza” que ahora complica cada mes al IESS.

Por eso las deudas se acumulan. Granda admitió que el pendiente por pagar a prestadores médicos externos -entre los que se cuentan la Junta de Beneficencia y Solca- asciende a 900 millones de dólares. Además, hay cuentas pendientes con otras entidades públicas como el Ministerio de Salud.

También hay deudas que el IESS debe cobrar, pero no hay avances. El gobierno de Lenín Moreno, por ejemplo, heredó una deuda de cerca de 3.000 millones de dólares por el aporte del Estado al Seguro. Ese monto aún está en debate aunque la Contraloría General ordenó el pago.

El instituto suma, entre sus cuentas por cobrar, 400 millones de dólares por las pérdidas en la compra de medicinas. EXPRESO informó, en septiembre, que las unidades médicas acumularon fármacos caducados e incompletos.

Hay otros 1.400 millones de dólares en cartera pendiente de recaudación, 32,9 millones por bienes inmuebles que deben rematarse y 17,2 millones de dólares por entidades públicas que no pagan por la afiliación de sus burócratas. Es decir, el IESS debe recuperar cerca de 4.900 millones de dólares.

A los números rojos se agregan errores administrativos heredados y que se mantienen 19 meses después de que Moreno asumió la Presidencia de la República. La entidad cuenta con 38.345 empleados y, de esos, 11.316 son burócratas.

Granda, que lleva poco más de un mes en el cargo, admitió que el IESS es “profundamente ineficiente”.

¿Qué hacer? El representante del Ejecutivo anunció el inicio de un diálogo nacional para debatir soluciones para la entidad. Entre los temas que formarán la agenda está la elevación de los aportes mensuales de los afiliados y la ampliación de los años para acceder a la jubilación.

También se estudiará el ingreso de nuevos afiliados. Según datos del IESS, hay cerca de 750.000 ecuatorianos que no tienen seguro social y que podrían ser aportantes. 250.000 de esos potenciales asegurados están en el extranjero. Granda no precisó qué beneficios tendrían en otros países.

El servicio se amplió sin fondos

En una de las medidas más promocionadas por el Gobierno anterior, el IESS inició la atención médica a hijos de afiliados que tengan menos de 21 años. El cambio incrementó el número de atenciones sin que haya una compensación económica y causó colapsos en algunos centros de atención.

Los expertos en seguridad social advirtieron, cuando Ramiro González anunció la medida, que no se puede dar más servicios sin aumentar los ingresos del seguro.

El IESS retiró $ 5.000 millones

La situación crítica del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) obligó a que la entidad desinvierta más de 5.000 millones de dólares. Esos recursos fueron redireccionados para la atención de los seguros de salud y de pensiones. Los dos tienen problemas y un déficit creciente entre los ingresos y los gastos mensuales.

La decisión de Rafael Correa y su equipo de retirar el aporte estatal para el Seguro Social dañó las cuentas de la entidad.

Las acciones

Prestadores

El IESS planea contratar a 80 prestadores externos adicionales para este año. Eso garantizará la atención de más de 3,3 millones de citas médicas. La inversión estimada superará los 30 millones de dólares. No hay detalles de las casas de salud contratadas ni de cómo se evitará que los nuevos contratos caigan en las moras actuales.

Investigación

Como parte del trabajo renovado del IESS, sus autoridades firmaron un convenio marco con la ONU para aplicar medidas anticorrupción. Paúl Granda calificó como positivo al documento firmado y dijo que la Contraloría deberá investigar a las autoridades del Gobierno anterior que tomaron medidas que afectaron al seguro social.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA