El hospital del Seguro se deshace de lo caducado

En la bodega del Teodoro se perdieron grandes cantidades de un fármaco que “rotaba muy poco”. La Contraloría investiga.

12 oct 2018 / 00:01

La gemcitabina, un fármaco de quimioterapia usado para tratar diferentes tipos de cáncer, caducó en las bodegas del hospital Teodoro Maldonado Carbo, del IESS. El mismo hospital reconoce que había “grandes cantidades”, porque esta medicina “rotaba muy poco”.

El Teodoro, que atiende a más de 15.000 pacientes al mes y que acaba de cumplir 48 años de funcionamiento, trata de salir al paso ante una nueva denuncia por el supuesto mal manejo de medicamentos. Esta vez, como publicó ayer EXPRESO, un borrador de informe de la Contraloría General del Estado reveló la existencia de fármacos caducados en las bodegas de esta casa de salud, por un valor superior al millón de dólares.

Existieron sí, reconocen las autoridades de esta casa de salud, pero dicen que el 5 de septiembre pasado, luego de varias solicitudes ya fueron retirados. “En febrero, nos pusimos en contacto con la compañía Ginsberg para que vengan a retirar sus medicamentos. Esta administración es la que pone pare a esto”, aseguró Luis Jairala, el gerente general.

¿Pero por qué se dejó caducar la medicina? Dijo que eso deberán determinar las autoridades y que lo denunciado corresponde a administraciones pasadas. “Hay médicos que los pidieron (los medicamentos) en el lapso de los últimos tres años; ellos deberán declarar por qué no los usaron”, agregó.

La compra se hizo en el 2015 por un contrato marco y allí se incluyó una serie de medicinas, entre esos algunos de uso común como antiinflamatorios, antibióticos y también los oncológicos.

El equipo de médicos que está a cargo del hospital asegura que no se perderá el monto de los fármacos caducados y que fueron devueltos por un valor de 1’328.321 millones de dólares. Se logró que se reponga una cantidad en medicina y que se obtenga una nota de crédito por el monto restante.

En un recorrido realizado por EXPRESO por las bodegas del hospital, las autoridades mostraron que en este momento no existe ningún tipo de fármaco caducado.

¿Cómo evitar que actos como estos se repitan cuando en varias ocasiones el hospital ha estado envuelto en denuncias por supuesto mal manejo de medicamentos? Según sus autoridades, se intenta ahora hacer procesos de compra cortos, de máximo tres o cuatro meses para no quedar con medicina embodegada y sin uso.

El doctor Luis Jairala dice que no ha sido fácil tratar de sacar adelante a la institución. “Nos tomó cerca de 120 días tratar de equilibrar el tema administrativo”. Se refirió en este caso a que se encontraron con un programa anual de compras que no era compatible con el hospital.

Cronología

24/06/2014

El director del IESS declaró la emergencia para la

compra de fármacos. Había déficit en 84 unidades.

21/01/2015

El hospital fue declarado en intervención.

24/02/2015

Se denunció que la medicina se sacaba por túneles.

27/02/2015

Detuvieron a siete sospechosos del robo de los medicamentos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA