Los prófugos amenazan desde la clandestinidad

La salida del país de Ricardo Patiño engrosa la fila de opositores prófugos. Los exaliados de Lenín Moreno anuncian medidas

Quito /
20 abr 2019 / 15:35

Es un guion que se repite: un exfuncionario del Gobierno de Rafael Correa enfrenta un proceso en las cortes nacionales, luego huye de la justicia y, desde la clandestinidad, amenaza a su examigo, el presidente Lenín Moreno. Ricardo Patiño cumplió con el último paso la noche del viernes y repitió las palabras que ya dijo su líder Rafael Correa y el exhombre fuerte de la comunicación correísta, Fernando Alvarado.

La diferencia entre Patiño y Alvarado es, sin embargo, que el excanciller salió del país de manera legal. No rompió un grillete de seguridad ni utilizó a “infiltrados en el sector público” para huir. Él estuvo en territorio nacional antes de que se pida su prisión preventiva por el presunto delito de instigación.

“Yo salí del país en absoluta legalidad, no había ninguna orden de detención en mi contra, sí nos imaginábamos que iba a pasar [la orden de detención dictada justo después de su éxodo]. Estoy en otro territorio. Nos vamos a defender con la frente en alto”, explicó Patiño en un vídeo, sin precisar su locación. Algo que también hizo Alvarado a inicios de año.

El libreto siguió repitiéndose. Patiño, como Alvarado y hasta el expresidente Rafael Correa, aseguró que es víctima de la represión del actual mandatario, y otrora su coideario cercano, Lenín Moreno.

Lo mismo se ha dicho en los casos del exsuperintendente de Comunicación, Carlos Ochoa, la exasambleísta correísta, Sofía Espín, el exsecretario de Inteligencia, Pablo Romero, el exministro de Transporte y Obras Públicas, Walter Soliz, y el excontralor Carlos Pólit. Todos enfrentan procesos legales pero ninguno se quedó en el país para responder ante la Justicia ecuatoriana.

Fernando Alvarado es el caso estrella. Él cumplía con medidas sustitutivas (grillete electrónico) pero huyó eludiendo todas las normas legales de seguridad. Desde la clandestinidad, él aseguró que parte del equipo actual del primer mandatario ayudó en su escape. La amenaza de desestabilización se hizo presente.

Twitter, que se ha convertido en la red social predilecta por los correístas prófugos de la justicia, sirvió para que Patiño explique por qué, a su criterio, es el nuevo perseguido. Él dijo que las denuncias de corrupción en contra de Moreno, por los vínculos de sus familiares en los denominados INA Papers, motivaron las acciones judiciales.

El Gobierno de Moreno, de su parte, no ha respondido públicamente a las acusaciones. Solo la fiscal general del Estado, Diana Salazar, expresó su molestia con las autoridades judiciales. “El país no puede seguir así”, explicó en su cuenta de Twitter.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA