lunes, 20 agosto 2018
01:04
h. Última Actualización

Los tentáculos de Guacho

Los colaboradores del narcoterrorista no se quedaron solo en San Lorenzo. Uno de los sospechosos fue apresado en Guayaquil y otro en Santo Domingo.

Quito /
17 may 2018 / 00:00

La telaraña delincuencial de Walter Arizala, alias Guacho, se tejió desde la frontera norte en San Lorenzo, Esmeraldas, hasta Guayaquil en Guayas.

Al menos eso se desprende de las investigaciones impulsadas por la Fiscalía en el caso de la destrucción producida con un coche bomba al destacamento policial de San Lorenzo ocurrida el pasado 27 de enero.

En la calle 25 y la L de Guayaquil fue detenido Miguel Canticú Caicedo. Él es uno de los sospechosos de participar en el atentado. En su versión señaló que estaba dormido cuando ingresaron los uniformados a su domicilio. Luego fue llevado al destacamento del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y trasladado en un avión hasta Esmeraldas, en donde le formularon cargos por delincuencia organizada y terrorismo.

Canticú, alias Guaraña, dijo ser un chofer profesional domiciliado en Tululbí, Ricaurte, San Lorenzo. En el Puerto Principal, el sitio donde residía en esos momentos fue uno de los 20 allanados la madrugada de ayer 16 de marzo.

Ese día el operativo se cumplió en Mataje, Ricaurte, San Lorenzo y Esmeraldas. En esos sectores se detectaron inmuebles que frecuentaban los sospechosos.

Según se detalla en la página 658 del expediente fiscal, alias Guacho, identificado como líder del frente Oliver Sinisterra y a quien se atribuyen no menos de 10 atentados y secuestros en la zona, intercalaba sus visitas en cuatro sitios.

Uno de ellos se ubica en Mataje, sector Nuevo Mataje. Es una casa amarilla con franjas color tomate, de hormigón armado, de dos plantas. Otro inmueble ubicado en la esquina del ingreso principal de Tululbí, Ricaurte, es una casa de construcción mixta de dos plantas con techo de zinc, de color crema, con una franja blanca. El otro inmueble es una finca de difícil acceso con tres viviendas de construcción mixta (cemento y madera) en la misma parroquia Ricaurte. Finalmente las labores de inteligencia de la policía dieron con un cuarto lugar que frecuentaba Guacho, también en Mataje. Es una casa de construcción mixta color verde con morado.

Al menos nueve individuos fueron identificados como sus colaboradores y eran vecinos en los sectores que frecuentaba Guacho. En el expediente se recogen otros atentados en Borbón, Alto Tambo, Mataje, Quinindé. En Santo Domingo fue detenido en abril alias Amarillo. Según la policía, era el hombre de confianza de Guacho. El sospechoso se presentó como un próspero comerciante.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA