La planta de refinación y el puerto de Esmeraldas irán a manos privadas

El Gobierno sale a la defensa de los procesos. Los ingresos por el puerto de Esmeraldas se dividirán entre el Municipio y el Ejecutivo.

15 ago 2019 / 12:57

El gobierno central llegó a Esmeraldas para ofrecer recursos por medio de la inversión privada. El consejero del presidente Lenín Moreno, Santiago Cuesta, anunció que hay avances para la concesión del Puerto de Esmeraldas. Hay un acuerdo entre la Presidencia de la República y el Municipio de Esmeraldas para la repartición de ingresos.

El acuerdo explica que en la concesión del puerto, estimada a priori por 1.000 millones de dólares, se repartirían los ingresos de manera anual. En los cinco primeros años, por ejemplo, el Municipio recibiría el 50 % de lo pagado y el Gobierno el otro 50%.

A partir del sexto año, y hasta que termine la concesión, el 100 % iría a manos del cantón. “Ese fue el compromiso del presidente de la República, Lenín Moreno”.

Cuesta aclaró que con la concesión no habrá despidos. Resaltó este jueves 15 de agosto de 2019 que el trabajador de un puerto concesionado recibiría el 15 % de utilidades que actualmente no existen.

No es la única concesión. Cuesta habló de concesionar la planta de refinación de la Refinería de Esmeraldas. El funcionario aseguró que ese lugar es “tóxico” y está envenenando a la ciudad.

Ese proceso está más verde. No hay empresas interesadas ni estudios sobre el precio estimado. Lo único que existe es la preocupación por los daños ambientales que se producen diariamente.

La planta de refinación, que no es todo el complejo de la refinería, debe pararse nuevamente el próximo año. El gasto estimado es de unos 400 millones de dólares, una cifra que para el Ejecutivo es demasiado alta.

Los tiempos no están definidos. Cuesta aseguró que estos procesos toman tiempo. Como ejemplo citó el trámite de CNT. Para mañana, 16 de agosto de 2019, se espera tener apenas las bases para la contratación de una banca de inversión que evalúe el costo de la empresa de telecomunicaciones.

El único plazo estimado es tener avances concretos para el 5 de agosto de 2020.

Cuesta adelantó, en presencia de la alcaldesa de Esmeraldas, Lucía Sosa, que hay una empresa mexicana que quiere invertir 6.000 millones de dólares en una nueva planta refinadora ajena a la de Esmeraldas. Ese acuerdo está en conversaciones previas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA