Joseph P. Disalvo: “Esta red está extendiendo sus tentáculos a más de un país”

Luego del atentado de San Lorenzo, Esmeraldas, Ecuador volvió sus ojos a EE. UU. para buscar ayuda en temas de seguridad.

01 abr 2018 / 00:02

Estados Unidos volverá a cooperar con Ecuador en temas como seguridad. El subcomandante del Comando Sur, Joseph P. DiSalvo, estuvo en el país, se reunió con autoridades del Ecuador y habló con EXPRESO de varios temas.

- ¿Cuál es el principal riesgo de seguridad en la región?

- Creo que al momento los riesgos principales en la región son las redes ilegales que están funcionando no solamente en el tráfico de cocaína. Es mucho más que eso, lo hemos visto en la frontera norte con los grupos ilegales, una migración excesiva, una minería exagerada, narcotraficantes, una combinación de redes ilegales que constituyen el problema más inefectivo en cuanto a seguridad en la región.

- ¿Los grupos narcoterroristas mexicanos hasta dónde han extendido su influencia?

- Su influencia se ha extendido en dirección sur, no solamente en América Central sino que hemos visto que han venido a la región Andina.

- En Colombia y Ecuador, ¿cuál es el principal problema de seguridad, según EE. UU?

- Creo que en Colombia, al momento, el mayor reto es terminar con este plan de paz que todos reconocen que ciertamente va a ser difícil. Los elementos disidentes están ahí todavía, se encuentran en ese lugar y existen también otras facciones que están llenando ese vacío dejado por las FARC y están causando problemas, en cuanto a la estabilidad como se puede ver también en la frontera norte, que sería una de esas manifestaciones.

- ¿Esas consecuencias las estamos viviendo ya en Ecuador?

- Creo que sí, este sería un indicativo de todo el problema de seguridad al momento, es decir no estamos hablando exclusivamente de seguridad en un solo país sino que es multirregional, estamos viendo manifestaciones de esto en Ecuador, Perú, Brasil y esta red está extendiendo sus tentáculos a más de un país, está a nivel de la región.

- ¿Cree que la expulsión de la base de Manta contribuyó al incremento de la inseguridad y los atentados de ahora?

- Francamente creo que no y la razón para que le diga esto es que la amenaza ha cambiado tanto desde entonces (2007 o 2008), es un entorno totalmente diferente el que tenemos en este momento desde el punto de vista de la seguridad. Con respecto al tema, Manta fue muy bueno para monitorear y detectar el tráfico de drogas a nivel marítimo, pero estas redes ilegales se han expandido en lavado de dinero, en problemas de migración y se ha extendido más allá de lo que sería el combate marítimo de drogas, por lo tanto tenemos que darnos cuenta que el hecho que estas redes estén ahí va a tomar mucho esfuerzo del Gobierno; y también regional, desde el punto de vista de seguridad; y diplomático, donde los países puedan concordar para asociarse. Desde el punto de vista económico también tiene que haber alguna alternativa para aquellos que estén apoyando estas redes, ellos saben que existen medios legítimos para ganarse la vida y tener cierto grado de prosperidad que no menoscabe el estado de derecho o la gobernabilidad de un país que es lo que complica la situación, así que tener una ubicación ahí no podía prevenir nada.

- ¿Estados Unidos está preocupado por el narcoterrorismo en la frontera norte de Ecuador?

- Sí, de hecho estamos preocupados a nivel de la región. Creo que el entorno, parece que existe una oportunidad para que podamos trabajar en conjunto con el Gobierno ecuatoriano y otros socios como Colombia en este caso, a fin de tener una unidad de esfuerzo y poder perturbar este tipo de narcotráfico y otro tipo de redes ilegales que se están dando al momento.

- ¿En qué consistiría esa oportunidad de trabajo conjunto?

- De hecho este fue uno de los propósitos principales de mi visita: explorar para ver cómo vamos a ir con las proyecciones de esta visita, que fue por invitación del ministro Zambrano (Patricio) y hubo muy buenas reuniones. Los puntos principales: el primero es que estamos alentados, animados por las señales que el Gobierno está enviando al Comando Sur al restablecer esta cooperación conjunta. Necesitamos tener una solicitud oficial del Gobierno para sellar el trato respecto de esto y hacer que empiece a avanzar.

- ¿La petición formal debe venir por vía diplomática?

- Tiene que darse en inicio por la vía diplomática con el Ministerio de Relaciones Exteriores y una vez que tengamos esto el Gobierno de EE. UU. podrá comunicarse con el Comando Sur para ver cómo restablecemos este tipo de cooperación.

- ¿Han tenido petición de ayuda tras los ataques en Esmeraldas?

- No hemos tenido ningún tipo de solicitud con respecto a este tema que constituye una gran preocupación comprensiblemente para los militares y para el Ministerio de Defensa.

- ¿Cómo debe actuar Ecuador ante un escenario con coches bomba y secuestros?

- Pienso que se debe empezar con tener un buen informe, especialmente con la red del norte, Colombia en este caso. Recientemente estuve en Colombia, uno de los líderes del Alto Mando militar quiere tener un muy buen diálogo con la contraparte ecuatoriana. Estaríamos muy contentos de facilitar ese diálogo. Creo que la otra parte tiene que ver con hablar con otros países que tengan amenazas similares y comparar cuáles serían las técnicas que utilizan a fin de combatir o luchar contra este tema. El intercambio de información delicada, sensible es importante para poder luchar contra esto, eso es difícil de hacer, pero hay que establecer esa confianza para que se dé en todas las partes a fin de trabajar como un grupo y luchar contra este tema.

- ¿Cómo está la relación con Ecuador? ¿En qué se concretará la cooperación anunciada?

- Creo que la más importante que me ha dicho el liderazgo castrense es restablecer los lazos educativos de carácter militar. Tenemos colegios militares y donde tenemos oficiales del Ecuador que viajan hacia allá y viceversa, esa sería la prioridad número uno que nosotros podríamos mencionar, seguido esto de una capacitación.

- ¿Se podría pensar en un plan Ecuador, como el que se hizo en Colombia, debido a los últimos atentados?

- Cuando existió el Plan Colombia fue lo correcto en ese momento, tiempo y entorno, pero creo que se trata más bien de que sea algo diferente porque el Plan Colombia fue algo bilateral con apoyo de EE. UU. con Colombia como líder, invirtiendo muchos recursos. Para lo que he visto en Ecuador con su frontera norte, todavía está en una etapa muy prematura en cuanto a esta amenaza. Yo diría que tiene que haber algo más que un plan bilateral de cooperación y de apoyo porque creo que debería involucrar a Colombia y a los otros países vecinos, porque lo que se puede ver en la frontera norte muy bien podría proyectarse a la frontera sur o a la este. Inclusive en la parte marítima. Por lo tanto, debemos pensar en una estrategia nueva que más que un Plan Colombia sea un plan Sudamérica, donde todo el mundo pueda combinar sus esfuerzos y así luchar contra esto.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA