Pablo Yánez: “Las disposiciones siempre las daba Alvarado”

Pablo Yánez, casado, 44 años. Fue subsecretario de Comunicación en la administración de Fernando Alvarado. También fue su subsecretario de Gestión en el Ministerio de Turismo. Trabajó en Arcotel. Es economista y máster en Gobernabilidad y Gestión Pública.

Quito /
06 nov 2018 / 12:09

Pablo Yánez era subsecretario de Fernando Alvarado. Como administrativo firmaba contratos, pero dice que las disposiciones venían del exsecretario. Busca corregir los hechos que le responsabilizan de las irregularidades con información que entregará a la Fiscalía.

¿Empezó en la función pública con Fernando Alvarado?

No. Empecé mi carrera en la empresa privada. Mi vida han sido los proyectos, he trabajado en la cooperación internacional, en el BID. En 2009 piden mi hoja de vida para una terna cuando Fernando Alvarado iba a ser secretario de Comunicación y salgo escogido. Nunca he sido político, siempre he sido un técnico, un administrativo, un evaluador de proyectos.

¿Cómo se convierte en cercano colaborador, ex hombre fuerte de Alvarado?

Yo nunca me he creído eso, no sé por qué me señalan de esa manera. Dentro de una estructura institucional hay un staff, mi función era administrativa, pero debajo de eso también hay hombres fuertes que él tenía en comunicación.

¿Quiénes?

Marco Antonio Bravo en comunicación, en su momento la subsecretaria Michele Villarroel, Patricio Pacheco. Y claro, eso rotaba mucho, era la dinámica. Mi trabajo fue desde tomar la Secretaría de Comunicación en un papel, en un decreto e irle dando procedimientos, estabilidad, manejando proyectos. No sé por qué salió el tema de hombre fuerte de Alvarado, en mi vida he tenido una relación más que la laboral con él, nunca.

A usted le responsabilizan de todo. ¿Qué tiene que decir?

Me da mucha pena de mis compañeros, ellos conocen muy bien cuáles son los procesos, hay diferentes instancias en una institución y sobre todo en procesos contractuales los subsecretarios; no soy técnico en comunicación, ellos son los que me solicitaban a mí y me hacían pedidos. Claro, ¿dependen de quién? De un ministro que solicitaba contrataciones, porque no son únicas, son varias que se dan en un proceso normal en el servicio público, pero la especialidad de comunicación era de ellos, no mía.

¿El que ponía la cara para las firmas era usted?

Más que la cara, es el procedimiento que se arma, pero ellos no dicen algo que es importante: eran ellos los administradores de los contratos. ¿Por qué no lo han dicho?

¿Ellos quiénes?

Marco Antonio era el administrador del contrato de Satre, él debería haber verificado que todo estuviera correcto y la implementación del contrato. Patricio Pacheco era el administrador del contrato de Víctor Erique. Me pregunto: siendo mis compañeros de trabajo, ¿es justo echarle la culpa a alguien que ha puesto una firma o sumilla en un contrato en la parte administrativa precontractual? ¿Por qué no han dicho que administraban los contratos?

¿Ellos le endosan toda la responsabilidad a usted?

¿Por la firma? ¿Pero por qué no han dicho: “Señores yo tuve ocho firmas”? Pregunte cuántas veces un administrador de contrato recibe los productos, no es una sola vez, es mes a mes. ¿Por qué no dicen “Mi firma estuvo ocho veces”?

¿Cómo puede demostrar que desde las diferentes instancias le solicitaban cosas?

Todo está en el proceso en la Fiscalía. Está muy claro y lamentablemente en este caso ahora aprendí que hay verdad jurídica y verdad verdad, y la verdad jurídica es otra cosa.

Inicialmente usted iba en el sentido de los otros procesados, dejar fuera a Alvarado.

Más que nada era un tema de inocencia jurídica.

¿Qué le solicitaba Alvarado?

El doctor Alvarado era el ministro y debajo de él no solo tenía un punto de contacto que al parecer soy yo, y no es así. Él tenía en su estructura diferentes puntos de contacto.

¿Pensó estar acusado de un delito imprescriptible?

Nunca me imaginé estar en esta situación. Tengo a mi familia completamente devastada, igual que yo.

¿Qué grado de responsabilidad asume en este caso?

Ninguno, no he cometido ninguna irregularidad.

¿Alguna vez Alvarado le dijo: “Contráteme a esta empresa”?

Las disposiciones siempre las daba el señor Alvarado y él mismo lo ha reconocido públicamente, siempre las ha dado. Claro, lamentablemente lo hacen ahora; si eso lo hubiesen dicho desde el inicio, habría sido otra historia.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA