El ‘agujero’ de las empresas del Estado

El Gobierno anterior trató a las empresas públicas ‘como ministerios’. Hay fallas en los balances financieros y pérdidas económicas.

Quito /
19 feb 2018 / 00:00

Desorden, cuentas elevadas, balances incompletos y pérdidas acumuladas. Las empresas públicas atraviesan un momento difícil luego de un manejo cuestionable durante el Gobierno anterior. Las pérdidas acumuladas, solo en 2017, superan los 1.875 millones de dólares.

EXPRESO accedió a los resultados financieros de las 21 empresas públicas que son controladas por la Empresa Coordinadora, EMCO. Del total, 11 tuvieron cifras negativas entre enero y noviembre del año pasado.

El dato más escandaloso es el de la petrolera Petroamazonas. El informe muestra que las pérdidas de la entidad superaron los 1.808 millones de dólares. Una cifra que, según sus autoridades, es fruto de una estructura inadecuada que se fijó en el Gobierno del expresidente Rafael Correa.

Pese a que la Constitución, en el artículo 315 ordena que las empresas públicas tengan autonomía financiera, económica y administrativa, el expresidente y su equipo establecieron que Petroamazonas no reciba ningún pago por los barriles de crudo que extrae. Por eso, aunque tiene una producción diaria de 425.000 barriles, en sus registros no hay ingresos por ese trabajo.

Álex Galárraga, gerente general de la petrolera, dijo que se debe trabajar en un mecanismo que permita que Petroamazonas registre los valores que obtiene por la extracción de crudo que entrega sin factura a Petroecuador para que desde ahí se venda o refine. Actualmente, los ingresos petroleros van directamente al Ministerio de Finanzas y luego, con retrasos e incumplimientos, se reparten a entidades como Petroamazonas. Una triangulación que afecta la presentación de cifras de las empresas.

Petroecuador también sufrió las consecuencias de un Estado que no respetó la autonomía. En diciembre de 2014, como publicó este Diario el 2 de enero, la empresa pública firmó un convenio con Finanzas para endeudarse para otorgar recursos que financien al Gobierno de Correa. El documento afectó el manejo de Petroecuador y ahora se investiga en la Fiscalía.

Descontando el “error contable”, diez empresas públicas tuvieron números negativos en los 11 meses de 2017. Tame, por ejemplo, supera los 28 millones de dólares en pérdidas.

Su gerente, Octavio Pérez, reconoció —desde que asumió el cargo en noviembre— que la empresa no fue manejada de forma correcta. El Gobierno anterior, entre otras anomalías, no pagó por vuelos presidenciales aunque el servicio sí fue prestado.

La Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec) también está en la lista de pérdidas con 27 millones de dólares. Esto pese a contar con ingresos superiores a los 344 millones de dólares, solo en 2017. En 2016, en cambio, registró ganancias por encima de los 11 millones de dólares.

Edisson Garzón, gerente de EMCO, cree que el problema es que la gestión de Correa no consideró a las empresas públicas como generadoras de recursos. Se trataron como entidades públicas que gastaban presupuesto del Estado y que, en la mayoría de casos, no tenían ganancias. (ver entrevista)

Esa mentalidad, según Garzón, no será parte del modelo de negocio público por orden del presidente Lenín Moreno. Hay toda una lista de modificaciones que incluyen la eliminación o fusión de algunas empresas. Dos desaparecerán este mes.

Este jueves, en un evento con el primer mandatario, EMCO presentará el nuevo esquema de trabajo que se aplicará en cada empresa. Los cambios van desde un nuevo nombre —EMCO se llamará Grupo Empresarial de Empresas Públicas Ecuatorianas— hasta modelos de gestión que generen ganancias.

Esto, claro está, respetará a las empresas que tienen un sentido social. Andrés Peña, gerente de Casa para Todos, enfatizó en que su gestión cuenta con el respaldo de Finanzas porque es un proyecto emblemático del Gobierno.

Sociales

No todas las empresas públicas persiguen la generación de ganancias económicas para el Estado. Casa para Todos, Ecuador Estratégico, la Nacional Minera y la Empresa de Agua tienen proyectos de ayuda e impulso social.

Liquidación

La Empresa Pública Cementera tiene las horas contadas. El proceso de desinversión avanza y se espera que este año quede totalmente liquidada. Un futuro similar al que tuvo la Empresa Pública Farmacéutica que el Gobierno anterior no pudo desarrollar.

Ingresos

Al menos nueve de las 21 empresas públicas todavía reciben recursos del Presupuesto General del Estado. Las otras son autosustentables aunque, en algunos casos, pueden recibir fondos del Gobierno para obras específicas.

Eléctricas

Las empresas públicas Celec (que genera la energía eléctrica) y CNEL (que distribuye electricidad) contarán, este año, con recursos estatales para la construcción de obras específicas. El resto de sus operaciones son sustentables por su gestión.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA