La Fiscalía recibe los testimonios anticipados de Chicaiza y Falcón

Ambos son procesados por presuntos delitos de asociación ilícita y el secuestro de Fernando Balda.

20 jun 2018 / 14:48

Raúl Chicaiza, investigado por asociación ilícita y el plagio del activista político Fernando Balda, rompió el silencio y relató todos los detalles del caso. Lo hizo durante cinco horas con un testimonio anticipado, que rindió ante la jueza de la Corte Nacional de Justicia Daniella Camacho, el miércoles 20 de junio de 2018.

El exagente de Inteligencia habló acerca de fechas, días, órdenes, llamadas, disposiciones y acciones ejecutadas en el caso Balda. Dijo que la cadena de mando de las órdenes, que tuvo que cumplir junto a su compañera Diana Falcón, provinieron del expresidente Rafael Correa, del exsecretario de la Senain Pablo Romero y la Unidad de Operaciones Especiales de la Senain.

Aseguró que Romero fue permanentemente informado de sus actividades por medio de boletines, al instante, que le entregaba después de cada viaje o actividad. Él a su vez le informaba al expresidente Correa, que llegó a comunicarse dos veces por teléfono con Chicaiza para elogiar su labor y ofrecer todo el respaldo político, institucional y económico cuando la operación resultó fallida el 12 de agosto de 2012.

El exagente pidió perdón y disculpas a Balda y clemencia a la jueza. Solicitó protección porque ha afrontado problemas después del fracaso del secuestro al activista que fue trasladado a Zapotillo y tuvo intimidaciones.

Contó que, inicialmente, el objetivo de hacer inteligencia a Fernando Balda fue porque él vendía equipos de espionaje electrónico y por eso se hizo pasar primero por activista de una ONG y luego como empresario de seguridad para poder acercarse a él.

En el camino el objetivo cambió porque el activista había emprendido en una campaña de atentado al pudor del expresidente con la difusión en redes sociales de un video. Eso enojó a Correa que pidió que trajeran a Balda a como de lugar.

Chicaiza fue a Bogotá con esa misión y 28 mil dólares, que pagó a quienes debían llevar a Balda hasta un cuartel militar de Ipiales y luego al Ecuador. En total la operación ‘Balón’ o ‘Wilson’ costó 60.000 dólares y todo se pagó en efectivo con dinero proporcionado por la Senain, reveló.

Liberó de responsabilidades al exdirector de Inteligencia de la Policía Fausto Tamayo, de quien dijo nunca conoció las incursiones que Chicaiza hizo a Colombia. Tampoco supo nada el exagente Jorge Espinosa, a quien había encontrado por coincidencia en un hotel de Bogotá porque se encontraba de vacaciones.

Descartó que los dos cheques de la Dirección General de Inteligencia se hayan utilizado para gastos del secuestro a Balda.

Chicaiza lloró cinco veces recalcando que había sido utilizado por los políticos del momento y que solo cumplió profesionalmente con su trabajo. Agradeció al expresidente Correa porque mientras él estuvo en el poder jamás se lo judicializó y siempre brindó respaldo político e institucional.

Se quejó de que no hubo apoyo económico y para defenderse tuvo que vender sus carros, la casa, perdió a la familia.

Para las 14:15 minutos está programado el testimonio anticipado de Diana Falcón.

El expresidente fue vinculado al caso el lunes. La jueza dispuso que desde el 2 de julio se presente cada 15 días en la Corte. Correa analiza pedir el asilo político a Bélgica.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA