Juez suspende la terminación unilateral del contrato del dragado del río Guayas

Concedió las medidas cautelares solicitadas por el comandante de la Armada Nacional, Darwin Jarrín, en contra del prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales.

05 sep 2019 / 15:19

El juez Aquiles Dávila, de la Unidad Penal de Guayaquil, concedió las medidas cautelares solicitadas por el comandante de la Armada Nacional, Darwin Jarrín, en contra del prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales.

La decisión judicial ordena “suspender los efectos jurídicos” del oficio con el que la Prefectura decide terminar unilateralmente el contrato del dragado del río Guayas con el Servicio de Dragas de la Armada Nacional, a fin de evitar la amenaza de violación de los derechos constitucionales al debido proceso...; y a la seguridad jurídica... y así prevenir la ocurrencia de hechos, conforme se desprende de lo argumentado en la acción constitucional por la institución amenazada”, reza la parte resolutiva publicada la medianoche de hoy, 5 de septiembre de 2019.

Esto pese a que la cláusula vigésimo segunda, numeral 5, establece que no se admitirán acciones constitucionales contra las resoluciones de terminación unilateral del contrato, “porque se tienen mecanismos de defensa adecuados y eficaces para proteger los derechos derivados de tales resoluciones previstos en la ley”.

El juez Dávila aclaró que la medida cautelar es de carácter temporal y durará hasta que se establezca la o no terminación del contrato firmado el 18 de abril de 2018, siguiendo los parámetros establecidos en la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública, “sin que se realicen anunciaciones de manera directa o indirecta la terminación del contrato de forma unilateral, es decir, que cualquier decisión que se efectúe no se realice pronunciaciones a futuro de cualquier naturaleza”.

La decisión del juez llega casi un día después de que la Armada Nacional, en voz de su comandante, desvirtuara algunas declaraciones del prefecto Morales como las de un supuesto sobreprecio en la obra.

Jarrín, en rueda de prensa desde la Base Naval Sur de Guayaquil, aseguró que los constantes retrasos en la obra se dieron, en gran parte, porque el 50 % del terreno donde se debía depositar los sedimentos pertenece a privados por lo que no fueron entregados a la Armada.

Morales, días antes, entregó en la Contraloría General del Estado y la Fiscalía los informes sobre la situación del dragado, cuya ejecución estaba valorada en 58,8 millones de dólares.

Lo hizo esperando que esas estas instancias las que determinen los responsables y las sanciones que consideren necesarias. Hasta el cierre de esta nota no existe un pronunciamiento del prefecto Morales ni del Gobierno del Guayas sobre la decisión judicial.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA