Pamela Martínez rindió testimonio anticipado en caso Sobornos

En la Corte Nacional se escuchó este martes la versión de la exasesora de Rafael Correa. Es el segundo testimonio que se recibe dentro del caso.

Quito /
03 sep 2019 / 08:00

Pamela Martínez, exasesora de Rafael Correa, no paró de llorar durante su testimonio anticipado rendido ante la jueza Daniella Camacho, en el caso Sobornos 2012-2016, este martes 3 de septiembre de 2019.

Pidió perdón a su familia y a los ciudadanos por lo que describió como una inexperiencia política, que la habría llevado a cometer errores. Uno de ellos fue prestar las cuentas de Nexoglobal para recibir dinero para las campañas de Alianza PAIS.

Aseguró que solo recibió disposiciones de su jefe inmediato superior: Rafael Correa. Desde las 09:25 hasta las 10:35, Martínez hizo un relato pormenorizado de como recibió dinero en sobres de los ejecutivos de Odebrecht para entregar al exsecretario jurídico Alexis Mera, a Viviana Bonilla y a María Duarte, por medio de emisarios y mensajeros.

Indicó que Mera le fue a pedir dinero para “cosas urgentes e importantes”, que consultó a Correa, quien le envió a hablar con el exvicepresidente Jorge Glas. Finalmente, confesó que a Mera le entregó 200.000 dólares, a través de Pedro Espinoza; mientras que a Bonilla, 300.000, y a Duarte, 300.000.

Las disposiciones del expresidente Correa llegaban de forma verbal, en notas escritas o por medio de la secretaria, edecanes o miembros de la seguridad.

Inicialmente —señaló Martínez— su actividad era escuchar a los ciudadanos y ayudar en sus necesidades; pero a raíz de la revuelta de 2010, el trabajo se duplicó. Tuvieron necesidad de más personal y oficinas. Por eso se fueron al edificio Concorde.

En 2013, en una reunión de despacho, Correa le dijo que, como se avecinaban las elecciones seccionales, debía hacer registro de los valores por concepto de campaña. No quería que continuara la informalidad con la que habría manejado Ricardo Patiño las anteriores campañas.

La envió a hablar con Glas. Ella lo fue a ver y lo encontró reunido con Vinicio Alvarado, María Duarte, Wálter Solís, Alexis Mera y otros. El entonces segundo mandatario le dijo que la información llegaría de Galo Mora, quien fue secretario de PAIS para logística, tarimas, sonido, banderas; también de Alvarado, para encuestas, spots y jingles.

Fue así que su exasistente, Laura Terán, levantó la información en Excel, que tomó diversos nombres hasta Verde Final.

Contó que un día llegó el fallecido José Alvear diciendo que no podía entregar el dinero de CWE porque el porcentaje no estaba acordado. Reportó a Correa, quien le dijo que sería una confusión.

Con el triunfo del sí en la consulta de 2017, la llamó Correa a preguntar si es que destruyó la información almacenada en un pendrive. Ella le dijo que sí; pero había guardado una copia. Además, había empezado a registrar algunas cosas que hizo como asesora en cuadernos.

Era 2018. Ahí apuntó información sobre reuniones y valores entregados, que no están en forma cronológica sino como se acordaba. Los escribió hasta en el avión. Recibió además chantajes de su excolaborador, quien había sacado información de la computadora de Terán. Él pedía dinero.

También relató que Francoise Villalba fue quien le informó que el expresidente necesitaba 6.000 dólares. Según la declaración de Martínez, le envió a depositar la cifra requerida, luego de sacar el dinero de un sobre, en el que quedó el remanente de lo que le disponían que reciba y entregue producto de los aportes de las empresas.

Ella se quedó con ese sobre cuando le solicitaron que entregue la información correspondiente a los registros de aportes y que había grabado en un pendrive.

Al final volvió a pedir perdón. Resaltó que fue utilizada y que no tuvo nada que ver con los repartos de dineros que entregaron las contratistas para las campañas de PAIS y el sostenimiento de la Revolución Ciudadana.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA