Participación cruza de vereda

Entra en escena la formación de una nueva mayoría alejada de las ideas del anterior Gobierno. La elección de las autoridades condicionará la unidad del ente.

Quito /
16 ago 2019 / 00:01

En el papel, el cambio de rumbo parece garantizado. Tres de los cuatro suplentes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), que se principalizarán en las próximas horas, ya rechazaron el camino que tomó la mayoría encabezada por el destituido Carlos Tuárez y apoyaron a la minoría que se mantiene en el organismo.

Ocurrió el 26 de junio. Ese día, David Rosero, Ibeth Estupiñán y Francisco Bravo, que reemplazarán a los también censurados y destituidos Walter Gómez, Victoria Desintonio y Rosa Chalá, se mostraron preocupados por las denuncias que ya pesaban contra Tuárez y dijeron que defenderán la institucionalidad del Consejo junto a María Fernanda Rivadeneira, Sofía Almeida y Christian Cruz.

Si se mantiene esa unidad, la nueva mayoría quedará conformada por seis consejeros. Fuera del grupo estaría Juan Dávalos, identificado como simpatizante del expresidente Rafael Correa, como también fueron señalados en su momento Tuárez, Desintonio y Gómez.

“Voy a revisar lo actuado por el transitorio de entrar como titular al CPCCS. Es preferible que reflexionen bien lo del juicio político y mejoren sus cálculos y amarres, que yo no me prestaré para su politiquería ni reparto del país”, escribió Dávalos en julio cuando todavía se hablaba del juicio político únicamente contra Tuárez.

Pero en un mes las cosas cambiaron para él que, de aspirar a integrarse a la mayoría que dominaba el Consejo, podría convertirse en la única voz disidente del organismo.

Almeida dijo ayer que con los cambios espera que haya más acuerdos y menos imposiciones. “Con estas nuevas personas que públicamente ya dijeron que apoyaban a los consejeros de minoría ojalá que se pueda hacer un trabajo en equipo y empujar al CPCCS”, señaló.

El asambleísta independiente, Fabricio Villamar, quien fue uno de los interpelantes de Tuárez, le dijo ayer a EXPRESO que lo que se espera es que la entidad no pase de una corriente correísta a una cercana al actual Gobierno. “Esperemos que el organismo gane en independencia, pero estoy seguro de que los que llegan son mucho mejores que los que se fueron”, señaló el legislador.

La consejera Rivadeneira aseguró ayer que, al menos en su caso, no representa ni defiende los intereses de ninguna organización política porque su candidatura fue independiente.

La hipotética sinergia que podría surgir entre los nuevos consejeros y los que quedaron deberá, sin embargo, superar varios escollos antes de consolidarse. Uno de esos será la elección de las nuevas autoridades de Participación. Aunque nadie lo reconoce abiertamente, Rivadeneira ha traído a colación que ella llegó como la más votada al Consejo y Cruz también aspira a dirigirlo. Esto sin contar con las pretensiones con las que lleguen los nuevos integrantes.

Los protagonistas

Participación cruza de vereda
Juan Dávalos. Primero lista de hombres.

El respaldo le llegó de un expresidente

Fue de los candidatos que contó con el apoyo de Rafael Correa. Tiene 34 años y ocupó varios cargos públicos en la última década. “No a la privatización, lucha contra la corrupción y revocatoria del mandato a Lenín Moreno”, eran sus propuestas.

Participación cruza de vereda
David Rosero. Segundo lista de hombres.

Fuerte crítico de la década pasada

Cercano al movimiento Unidad Popular, del que fue candidato a asambleísta, Rosero fue uno de los críticos más fuertes del anterior Gobierno. Sobre él pesa un juicio por ataque y resistencia que está en suspenso desde su candidatura al Consejo.

Participación cruza de vereda
Ibeth Estupiñán. Lista de mujeres.

Cercanías que generan cierta inquietud

Fue nombrada administradora zonal por el actual alcalde de Quito, Jorge Yunda, cargo que deberá dejar para unirse al CPCCS. Ha sido señalada por ser simpatizante del anterior Gobierno, algo que ella ha negado en repetidas ocasiones.

Participación cruza de vereda
Francisco Bravo. Pueblos y Nacionalidades.

Un paso fugaz por el sector público

Es un abogado manabita que trabajó como especialista jurídico de la Contraloría en 2012. Renunció a los pocos meses a ese cargo, asegurando que fue presionado por intentar glosar a personas influyentes de su provincia.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:
A LA CARTA